Loading...

Carla Montero

Quizá por falta de buen material siempre me resisto al ejercicio de la autobiografía. Pero el lector curioso (yo lo soy), obliga. Empezaré por lo que todo el mundo quiere saber sobre una persona: su edad. Tengo cuarenta y tantos años. Nací en Madrid, aunque me hubiera gustado nacer en un pueblo. Estudié Derecho y empecé Historia (esto sí que me gustaba, aunque lo dejé). He trabajado en formación: multinacional, viajes, estrés, decir dos de cada tres palabras en inglés. He empezado decenas de deportes y no he perseverado en ninguno. He querido dedicarme profesionalmente a la cocina, el yoga, los viajes. Nunca me había planteado lo de escribir de manera profesional, pero tras diez años, cinco libros, un premio y que me hayan leído hasta en Serbia (sí, en serio, en Serbia), hoy dicen que soy escritora. Aunque a la vista de mi naturaleza volátil, mañana... no lo sé. De hecho, hice un receso para plantearme esto de la literatura profesional. Pero no podía durar mucho; las pasiones no se doman fácilmente. Sólo necesitaba una buena historia que me devolviese la ilusión. Y aquí está: la de las mujeres Verelli. Sencilla, sin artificios, sobre dilemas cotidianos. La historia que he escrito para mis hijas. Porque, al final, hay una sola cosa que me definirá el resto de mi vida: soy madre. Después de todo, no soy más que una persona normal. Y así es difícil escribir una buena biografía. Ya lo decía yo...

Sigue a tus autores favoritos y podrás ver toda su información y novedades en tu área privada

Recibí antes que nadie las novedades sobre Carla Montero