Loading...

EL JUEGO DEL DINERO

Robert T. Kiyosaki  

0


Fragmento



Índice

Portadilla

Índice

Nota de los autores

Introducción. ¿Cómo puedes convertir 10 mil dólares en 10 millones, en 10 años?

Primera parte ¿En qué debería invertir?

Capítulo 1 Pregunta a un vendedor

Capítulo 2 Pregunta al dueño de un rancho de ganado y luego a un granjero que produzca lácteos

Capítulo 3 Pregunta a tu banquero

Capítulo 4 Pregunta a tu agente de seguros

Capítulo 5 Pregunta al hombre de los impuestos

Capítulo 6 Pregunta a un periodista

Capítulo 7 Pregunta a un apostador

Capítulo 8 Pregunta a Newton

Capítulo 9 Pregunta al padre Tiempo

Segunda parte Pregunta a un inversionista

Capítulo 10 Cuatro razones por las que algunas personas no pueden convertirse en inversionistas con poder

Capítulo 11 El poder de las inversiones con poder

Capítulo 12 Apostar en lugar de invertir

Capítulo 13 Cómo encontrar excelentes inversiones

Capítulo 14 Cómo ser un gran inversionista

Capítulo 15 Conclusión: ¿ganador o perdedor?

Sobre los autores

Créditos

Grupo Santillana

Nota de los autores

Este libro es para las personas que quieren tener más control sobre su dinero y superar las ganancias promedio de los inversionistas promedio. Este libro no te dirá exactamente qué hacer, lo que hagas para volverte rico y cómo lo hagas en realidad depende de ti. Sin embargo, te ayudará a guiarte para comprender por qué algunos inversionistas logran ganancias mucho más altas que el inversionista promedio, con menos riesgo, dinero y tiempo.

Noventa por ciento de los inversionistas se pueden catalogar promedio, deben continuar ahorrando, invirtiendo en fondos de inversión, en su 401 (k) y en sus fondos de retiro. La información de este libro es para 10 por ciento restante que quiere convertirse en inversionistas profesionales, aumentar las ganancias de sus inversiones y acelerar el crecimiento de sus portafolios financieros.

Gracias

Robert T. Kiyosaki
Sharon L. Lechter

Introducción

 ¿Cómo puedes convertir 10 mil dólares en 10
millones, en 10 años?

El mayor miedo de los norteamericanos es quedarse sin dinero durante el retiro.

ENCUESTA DE USA TODAY

La razón principal por la que las personas tienen dificultades financieras es porque aceptan consejos financieros de personas pobres o de vendedores.

PADRE RICO

En diciembre de 2002, un periódico local de Phoenix, Arizona, publicó un artículo sobre mi libro Profecía del Padre Rico (Rich Dad’s Prophecy) que había sido publicado en octubre del mismo año. Me sorprendió encontrar que el artículo era justo y equilibrado. Me sentí sorprendido porque algunos periodistas financieros no tuvieron muchas cosas buenas que decir sobre ese libro.

Aunque fue un artículo justo y equilibrado, el periodista cerraba con un comentario fuera de lugar. Lo que me molestó fue su explicación sobre mi ganancia de 39 por ciento en mi última inversión. Sentí que su reseña insinuaba que yo estaba o mintiendo o exagerando con relación a mis ganancias.

Ahora, a la mayoría nos molestan las personas que presumen o exageran. A mí no me importa ese tipo de gente. Mi problema con el comentario fue que no estaba mintiendo ni exagerando. Más bien hice exactamente lo contrario: expresé modestamente mi ganancia que, en otras palabras, no sólo fue en papel. Mi ganancia, efectivo sobre efectivo, se medía en dinero real en mi bolsillo y era mucho mayor al 39 por ciento.

Permití que su comentario me molestara durante varios días. Al final, llamé por teléfono y pedí una cita de manera que pudiera poner las cosas en claro. Le dije que no esperaba que escribiera nada más sobre mí ni que publicara algo retractándose. Lo único que pedía era que me permitiera ir a su oficina con mi contador, mostrarle mis registros y explicarle de qué manera se había logrado el 39 por ciento. Se mostró dispuesto y fijamos una cita.

Después de que mi contador y yo le explicamos cómo se había logrado el 39 por ciento y por qué en realidad estaba expresado modestamente, su único comentario fue: “Bueno, el inversionista promedio no puede hacer lo que usted hace”.

Mi respuesta al comentario fue: “Yo nunca dije que pudieran”.

Luego dijo: “Lo que usted hace es demasiado arriesgado”.

Mi respuesta a su afirmación fue: “En los últimos años, millones de inversionistas han perdido billones de dólares, la mayor parte de acciones y fondos de inversión, que usted recomienda. Muchas personas que perdieron dinero invirtiendo a largo plazo en fondos de inversión nunca podrán retirarse. ¿No es eso arriesgado?”

“Bueno, eso se debe a que había mucha corrupción corporativa”, contestó a la defensiva.

“Eso es parcialmente cierto. Pero ¿cuántas de las pérdidas se deben a malos consejos de las personas que realizan estrategias financieras, corredores de bolsa y periodistas financieros? Si invert

Recibe antes que nadie historias como ésta