Loading...

EL ORIGEN

Mariana Zuvic  

4


Fragmento

PRÓLOGO

Sin memoria, los sujetos no son. Los pueblos no existen y las naciones no se entienden. Recuperar la memoria, en el caso de Santa Cruz, es recuperar gran parte de nuestra historia reciente o quizás toda la historia del Sur argentino. Que lo haya escrito una “nyc”, es decir, una nacida y criada en Río Gallegos, que se atrevió a romper los muros del silencio —diría la única que se atrevió a romper esos muros—, implica para la Argentina la más valiosa contribución a la historia de una década infame como fue la del kirchnerismo.

La conocí en 2007 en Santa Cruz, cuando ella estaba luchando junto a los docentes y a mí me declaraban persona no grata. Quiso seguir colaborando con nosotros en la pelea contra la corrupción de De Vido, de Jaime, de Báez y de tantos otros. No tenía fueros, no aspiraba a ningún cargo político; solo quería batallar por la verdad de su pueblo y también por la reivindicación de su familia, cruelmente expulsada de la provincia. Movida por la verdad, pero también movida por la dignidad de su propia familia que fue destrozada, luchó con fuerza, con vitalidad, corriendo un riesgo enorme. ¡Porque hay que vivir en Santa Cruz y luchar en Santa Cruz! Ningún hombre tuvo el coraje de hacerlo.

Para mí “Las Zuvic”, como llamo a las hermanas, son mis hijas adoptivas. Las quiero como si fueran de mi familia, siento que en ellas está el dolor de lo que perdieron y también la fuerza de volver a nacer. Que hoy Mariana esté en la Capital y sea una de las líderes en la Coalición Cívica es el premio que merece por tanta soledad, por tanto acoso, por tanta mezquindad recibida de parte de muchos que supuestamente la acompañaban.

Ser linda, ser joven, tener una familia con dinero siempre trae numerosos prejuicios. Pero al final no pudieron con ella. Hoy están presos aquellos que Mariana denunciaba, y muchas veces sus denuncias eras cubiertas por mi firma sencillamente porque ella no tenía ningún tipo de fuero, ningún tipo de protección… El valor de lo que hizo, entonces, es doble. Yo me he movido a veces con fueros y a veces sin ellos, pero ella lo hizo siempre sin ningún apoyo político, salvo el respaldo personal y el de la Coalición Cívica.

Por eso Mariana es parte de mi familia, por eso es como una hija, que tiene un hijo y este hijo ayuda a la memoria colectiva del p

Recibe antes que nadie historias como ésta