Loading...

FRACASOS EXITOSOS

Bernardo Stamateas  

0


Fragmento

Contenido

Portadilla

Créditos

Dedicatoria

INTRODUCCIÓN

PRIMERA PARTE

1. ¿FRACASO O FRACASADO?

2. FIJACIONES MENTALES, EL CAMINO AL FRACASO

3. TRANSFORMANDO A MI PEOR ENEMIGO: «YO»

4. ¿FRACASO O MALA SUERTE? ¿ÉXITO O BUENA SUERTE?

5. DESCUBRIR TU PROPIO GENIO

6. TRANSFORMAR NUESTRO PEOR ENEMIGO EN NUESTRO MEJOR ALIADO

SEGUNDA PARTE

7. TRANSFORMAR EL CONOCIMIENTO EN APRENDIZAJE

8. TRANSFORMAR UN CERO EN UN DIEZ

9. ¿POR QUÉ FRACASAMOS CUANDO FRACASAMOS?

TERCERA PARTE

10. ACTITUD + APTITUD = ÉXITO

11. EL BENEFICIO DEL ERROR

12. MENTE DE FRACASO, MENTE DE METAS

13. TRANSFORMAR UNA MENTE DE FRACASO EN UNA MENTE DE ÉXITO

14. FRACASO + FRACASO + FRACASO = OPORTUNIDADES DE ORO

15. TRANSFORMAR EL CAMBIO EN UN AGENTE DE ÉXITO

CUARTA PARTE

16. MENTORE DE ÉXITOS

17. FRACASA MÁS, GANA MÁS

18. NO PARES HASTA EL SÍ

19. MENTALIDAD DE AVIVAMIENTO

DECÁLOGO DE ERRORES

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA

NOTAS

Dedicatoria

A los que se han equivocado y han aprendido

de sus errores transformándolos en éxitos,

y a los que aún están en ese proceso

INTRODUCCIÓN

INTRODUCCIÓN

¿A quién de nosotros le gusta fracasar? ¿Quién de nosotros prefiere equivocarse en lugar de obtener éxito desde el primer momento? ¿Cuál piensas que fue tu peor fracaso? Recuerda esta última pregunta: tu respuesta te servirá para poder evaluar, al finalizar la lectura de este libro, si realmente este sigue siendo tu peor fracaso.

La mayoría de las personas prefieren no correr riesgos, no equivocarse, no fallar, es decir, no fracasar. Sucede que, a través del tiempo, nos enseñaron un significado erróneo de la palabra «fracaso». El propósito de este libro es que puedas desmitificarlo para asignarle el verdadero valor que el vocablo tiene.

Hasta hoy esta palabra significaba pérdida, derrota, error, tragedia, frustración, angustia, años vacíos de sueños y metas, nostalgias de lo que pudo haber sido y no fue, o quizás el significado que quieras darle. Pero, como acabas de leer, esto ha sido solo hasta hoy.

A medida que avances en la lectura de este libro, podrás darle al término «fracaso» un nuevo significado, una nueva aplicación y la verdadera connotación que este concepto encierra en sí mismo para cada circunstancia. El valor que le des a la palabra «fracaso» y a la palabra «éxito» será el mismo que le des a tu vida. Vivir en el fracaso nos congela y nos hace repetir conductas autodestructivas, matando la creatividad y el talento con el cual fuimos diseñados.

Vivir en el fracaso nos mantiene encerrados en viejas y deprimentes ideas, sin permitirnos elaborar nuevas pautas que nos permitan una apertura al cambio y el éxito.

Todos, en algún momento, hemos atravesado situaciones de fracaso, presiones, estrés, y necesitamos sentir que todo el esfuerzo que hemos hecho valió la pena.

Pero el fracaso no es una forma de vida, sino una elección. «Fracaso no es negar lo que es como si no fuese, sino afirmar lo que no es como si fuese.»

Sin duda, lo que las personas anhelan es poder ver frutos y recoger la siembra de su cosecha. Lo importante es aprender a actuar de la mejor forma posible y evitar que los niveles de estrés y frustración asciendan cada vez más. Si tu autoestima y tu actitud son más grandes que los fracasos y errores por los cuales debes atravesar, te recuperarás y llegarás a la meta mucho más rápido. Si, en cambio, ellos logran detenerte y paralizarte, es tiempo de hacer un replanteamiento y experimentar una mayor convicción del propósito y el reto a conquistar.

Todos tenemos permiso para equivocarnos, pero también derecho y permiso para revertir los errores y transformarlos en éxitos.

Aprendamos del error, olvidemos los detalles y sigamos adelante.

En estas páginas encontrarás repetidamente la palabra «mente» —sí, «mente»—, porque el que gana la mente gana el partido. Si el fracaso gana tu mente, este se instalará en tu vida. Mientras no renueves tu mente, tus acciones estarán dirigidas por emociones y no por decisiones concretas y reales. Toda batalla primero se gana en la mente y luego en el campo de batalla. El fracaso no es malo, lo malo es que nuestras creencias y los conceptos erróneos que tenemos sobre él nos aten y mantengan cautivos en él. «El nivel de tu acción será acorde al de tu pensamiento.»

No basta con querer dejar atrás el fracaso; se necesita modificar y planificar estrategias, hábitos, estructuras de pensamiento que te permitan concentrarte en lo primero y esencial. Ser preciso y eficaz es la clave del éxito. No te detengas en pormenores, fuiste creado para dejar huella y para que tus pisadas te lleven al lugar de tu propósito.

Fuiste diseñado para obtener frutos, muchos frutos y más frutos. En tu ADN existe la genética que te posibilitará transformar cada fracaso y cada error en éxito, y, al mismo tiempo, multiplicarte y expandirte en todo lo que hagas. Es tu responsabilidad y la de nadie más. Las oportunidades y el éxito estarán esperándote allá donde te encuentres.

Tal vez hoy estés atravesando un fracaso o una circunstancia por la cual no deseas pasar, pero en tu genética el éxito está asegurado. Determina principios y establécelos. Para tener éxito y dejar atrás el fracaso, no debes darle al fracaso más valor del que tiene.

Como primer paso, atraviésalo; en segundo lugar, supéralo y, finalmente, entiéndelo. Si lo entendieras desde el comienzo, podrías elaborar las estrategias necesarias para revertirlo.

El control de tu fracaso y de tu éxito está en tus manos, tu autoestima está en tus manos, tus pensamientos están en tus manos.

Recibe antes que nadie historias como ésta