Loading...

HISTORIAS DE LA ARGENTINA DESEADA

Tomás Abraham  

0


Fragmento

Abraham, Tomás

Historias de la Argentina deseada. - 1a ed. - Buenos Aires : Debolsillo, 2011.

EBook. - (Ensayo)

ISBN 978-987-566-674-0

1. Filosofía Argentina-Ensayo. I. Título

CDD 190.82

Edición en formato digital: abril de 2011

© 2011, Editorial Sudamericana S.A.®

Humberto I 555, Buenos Aires.

Diseño de cubierta: Random House Mondadori, S.A.

Todos los derechos reservados.

Esta publicación no puede ser reproducida, ni en todo ni en parte, ni registrada en, o transmitida por, un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electroóptico, por fotocopia o cualquier otro, sin permiso previo por escrito de la editorial.

ISBN 978-987-566-674-0

www.megustaleer.com.ar

Conversión a formato digital: eBook Factory

www.ebookfactory.org

Historias de la Argentina Deseada Portadilla Presentación Portada Legales Dedicatoria AGRADECIMIENTOS PRÓLOGO OPERACIÓN TERNURA INTRODUCCIÓN A LA VIDA FASCISTA LA TRAICIÓN DEL DOCTOR FRONDIZI EL 48 LOS NEGRITOS DEL DOCTOR MARIANO GRONDONA FINAL SELECCIÓN BIBLIOGRÁFICA

Este libro está dedicado a mis hijas

Camila y Mariana

AGRADECIMIENTOS

Quiero agradecer a Alfredo Siedl por su trabajo de archivo y por las sugerencias y correcciones que hizo al manuscrito original. Sin su colaboración de estos últimos años, me hubiera resultado imposible el acceso a estos pedazos de historia.

Le debo a Marta Cichero varios materiales que fueron de ayuda e inspiración, y una disposición generosa a acompañarme en mis curiosidades.

Quiero mencionar a Cristian Ferrer, cuya opinión inteligente escucho y pido. Cristian fue la voz que necesité en períodos de largo aislamiento, y me ofreció tiempo y con-sejos.

A Ricardo Miró, que supo abrirme pistas para mi investigación. A Miguel Wiñazki, que tuvo el gesto de amigo que me facilitó la publicación de este libro. A Horacio Tarkus, por haber puesto a mi disposición su magnífica biblioteca.

A la estimulante y generosa bienvenida que me dio Luis Chitarroni.

A Cora.

PRÓLOGO

A

Llegamos al fin del siglo, y del milenio. Esta doble característica empapelará de imágenes y palabras los medios de difusión. Un desfile de generalidades nos espera. Los filósofos serán invitados a expresar sus serias inquietudes morales; los especialistas en ciencias sociales serán consultados y cada periodista y comunicador buscará su oráculo predilecto. Los públicos degustarán del fin de la historia, de la muerte de las ideologías, de la ausencia de utopías y de otros ronquidos crepusculares. Entre diagnósticos y augurios llegará el fin del milenio con un nuevo fracaso de Nostradamus.

Pero quiero referirme aquí a nuestro fin de siglo, y más precisamente al fin del último medio siglo. Cuando digo nuestro hablo de medio siglo argentino.

Estamos acostumbrados, como lo está nuestro entusiasta público de conferencias, a escuchar reflexiones de embajadores intelectuales que nos hablan de los sesenta, los setenta, los ochenta, de la posmo, de la age, y así nos enteramos de los grandes iconos de cada década. Por ejemplo, nos enteramos de la enorme riqueza en arte y modas de los ochenta y de la apatía de los noventa, o, si se prefiere, lo mismo pero distribuido al revés. O, para no pecar de omisión, de la rutina que dice que los sesenta fueron brillantes y los setenta “de la fuerte movida”, los ochenta la década del cansancio de Occidente, y así en más.

Recibe antes que nadie historias como ésta