Loading...

IDEAS EN LA DUCHA

Sebastián Campanario  

0


Fragmento

Introducción
Un mundo mágico y apasionado

La canción más popular y pegadiza del Mundial de Brasil 2014 no surgió de la mesa de creativos de una agencia de publicidad, ni de un work-shop de innovación ni de una sesión de tormenta de ideas: Ignacio Harraca, un ejecutivo de una multinacional de consumo masivo, fanático del club Platense, imaginó la letra de “Brasil, decime qué se siente…” mientras se estaba duchando, unos días antes de viajar a Río de Janeiro con un grupo de amigos que se conocen desde el secundario. Estrenaron el tema en la previa del debut de la Selección, ante Bosnia, y los hinchas que los rodeaban no pudieron dejar de cantarla durante cuarenta minutos. En ese instante Harraca intuyó que había creado un hit.

Aunque detesta el fetichismo que rodea a la escritura creativa (“Tal o cual anotador Moleskine con tal elástico, tal o cual aplicación para grabar”), la guionista Carolina Aguirre, autora de Guapas y de Farsantes, entre otros éxitos de la TV, cuenta que la ducha y otros momentos de distracción (salir a caminar, manejar) suelen ser fértiles en ocurrencias que le sirven como giros argumentales en sus programas.

Un buen baño de agua caliente, caminatas largas, reírnos, meditar, soñar despiertos, dibujar lo que pensamos y hasta hacer malabares son sólo algunas de las actividades que distintos abordajes científicos, en forma reciente, vinculan al proceso de generación de ideas. Hay métodos que tienen una explicación neurocientífica por detrás (ducharse, al igual que hacer deporte o e

Recibe antes que nadie historias como ésta