Loading...

LA DIETA DEL METABOLISMO ACELERADO

Haylie Pomroy

0


Fragmento

Prólogo

“¡Ya era hora de que nos conociéramos!”, fueron las primeras palabras que le dije a Haylie Pomroy, la nutrióloga de la consulta privada a la que me había integrado hacía poco tiempo en Burbank, California. Nuestros horarios de trabajo no coincidían, pero con frecuencia mis pacientes y otros médicos de la clínica me contaban lo brillante que era esta nutrióloga. Cuando finalmente la conocí, no pude estar más de acuerdo con ellos; sin duda era una persona excepcional, más allá de su personalidad magnética y el trato cuidadoso que sin duda les da a sus pacientes. Lo que me impresionó más era el estado de los pacientes mismos, quienes estaban muy felices, satisfechos y recuperando la salud con gran rapidez tras perder peso de forma significativa y hasta sorprendente gracias al plan de Haylie. Es una mujer que obtiene resultados.

Comencé a mandar con ella a algunos de mis pacientes, en particular a personas obesas que sufrían de diabetes o hipertensión, para quienes la pérdida de peso era literalmente una cuestión de vida o muerte. En sus siguientes citas, me contaban con mucho entusiasmo sobre Haylie y los deliciosos alimentos reales y placenteros que la dieta incluía. Incluso me compartían las recetas y me agradecían con sinceridad haberlos enviado con ella. Nunca antes había visto a tanta gente comprometerse con un plan de dieta.

Recibe antes que nadie historias como ésta

Al principio, tras ver el tipo de resultados que Haylie obtenía con sus clientes, me pregunté si no sería acaso otro de esos planes de pérdida de peso que a la larga fracasarían y frustrarían a esos pacientes, muchos de los cuales habían bajado y subido de peso varias veces en su vida. Pero una vez que Haylie me enseñó el plan paso a paso, me di cuenta de que era diferente de todos los demás. El programa de Haylie tiene solidez médica y está fundamentado en ciencia real, no en teorías experimentales ni en evidencia anecdótica. No hay misterio alguno: Haylie conoce a profundidad cómo funciona nuestro metabolismo y cómo los cambios bioquímicos que desencadena la alimentación pueden acelerarlo o hacerlo más lento. Lo mejor de todo es que el plan funciona con rapidez, de manera integral, y los resultados son duraderos. Sus pacientes no recuperan el peso que han perdido.

Una de las razones por las cuales funciona tan bien es que es agradable y fácil de cumplir. El plan consiste en un sistema ingenioso de horarios y distribución de comidas que funciona como entrenamiento para el metabolismo. He visto que la gente pierde peso, que disminuyen sus niveles de colesterol, que sus niveles de azúcar en la sangre se estabilizan, que duermen mejor y que superan la depresión. Estos resultados no son temporales, sino que son capaces de superar la prueba del tiempo. Haylie siempre dice: “Deja que la comida haga el trabajo por ti”, y sabe muy bien cómo hacerlo, incluso en el caso de pacientes que no han podido librarse del peso extra con otras dietas.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, en 2010, 35.7% de los adultos estadounidenses padecían obesidad, mientras que 34.2% tenían sobrepeso. Esto indica que 69% de los adultos estadounidenses pesaban más de lo que debían, poniendo en riesgo su salud y bienestar. Los problemas relacionados con el peso han alcanzado proporciones epidémicas, así que no hay tiempo que perder. En el consultorio he sido testigo de los terribles efectos secundarios del exceso de peso: enfermedades coronarias crónicas, diabetes, depresión y un estilo de vida poco satisfactorio y muy sedentario. He visto a los pacientes ser víctimas del círculo vicioso de las dietas radicales y los atracones posteriores, y no poder escapar de las constantes luchas contra la comida y esos kilos de más que no logran perder por más que lo intentan. También he presenciado el desgaste psicológico que causan los problemas de peso y las enfermedades crónicas asociadas a ellos, que, sin duda, es muy alto.

Haylie les proporciona esa luz al final del túnel proverbial cuando han perdido la fe en las dietas. Desearía que todos pudieran tratarse directamente con Haylie, pues es una gran inspiración y motivación para sus clientes, quienes le tienen un gran aprecio. Por eso celebro que haya decidido escribir este libro, pues ahora cualquiera tendrá acceso a su increíble plan y contará con su apoyo. A través del humor, la enseñanza y la firmeza en partes iguales, Haylie provoca cambios que muchos creíamos imposibles. Créanme cuando les digo que es posible lograr cambios en cuanto a su peso, su salud y su vida. He visto a Haylie lograrlo, así que no puedo esperar para darle a cada uno de mis pacientes un ejemplar de este libro. Si lo estás leyendo, es posible que nunca más tengas que buscar ayuda médica a consecuencia de la devastación provocada por enfermedades crónicas inducidas por las dietas. Nada me dará más gusto que perder unos cuantos pacientes gracias a que están recuperando la salud.

Así que, ¡felicidades! Con la ayuda de Haylie Pomroy, tu metabolismo y tú están a punto de empezar a sanar.

DOCTOR BRUCE M. STARK

Médico acreditado en medicina interna y adicciones;
actualmente se encuentra especializándose en medicina
para el dolor y medicina antienvejecimiento

PRIMERA PARTE

TE PRESENTO A TU
METABOLISMO

Introducción

Soy la gurú del metabolismo.

Sé por qué no lo logras, por qué tu cuerpo ya no responde a las dietas obsesivas, a los programas de ejercicio debilitantes ni a los regímenes alimenticios bajos en carbohidratos, bajos en grasas o altos en proteínas. Sé por qué no puedes bajar de peso... pero también sé cómo solucionarlo.

Soy la ajustadora de cuerpos, la entrenadora personal de tu metabolismo. Innovo, no imito. Me han acusado de agregarle magia negra a mi plan de dieta, porque en apariencia funciona de forma ridículamente fácil, y los resultados desafían cualquier experiencia anterior con otros regímenes. Pero te aseguro que no hay brujería alguna de por medio.

Estoy aquí para revolucionar la manera en la que la gente se vincula con la comida y hace uso de ella. Puedes perder 10 kilos en cuatro semanas comiendo alimentos reales, sin contar las calorías una sola vez, y desarrollando un metabolismo sano y acelerado. No es cuestión de magia ni un engaño. En los congresos, los médicos me piden consejos y me escuchan con atención. La gente imita mis planes de dieta y productos, y los clientes salen de mi consultorio, como diría mi sutil hermanita, hechizados por mis pociones.

Pero éstas son el tipo de “pociones” que en verdad te harán sentir saludable y verte fabuloso... además de librarte de esos kilos de más. Mis clientes no son el tipo de personas que se sentirán satisfechos si hacen una dieta que no funciona, es muy difícil de seguir, los debilita y los priva de las cosas placenteras de la vida. Atiendo a jugadores de futbol americano profesional y a sus esposas, así como a estrellas del cine y la televisión. Hasta el sultán de Dubái atravesó el océano sólo para verme, por recomendación de su médico en el hospital Johns Hopkins de Dubái.

También he ayudado a mucha gente que no es precisamente famosa, pero que igual necesita bajar de peso ahora mismo, por prescripción médica. Durante muchos años me he enfocado en la atención personalizada y presencial. Doy consultoría a médicos y centros especializados en pérdida de peso, y trabajo detrás de cámaras en el desarrollo de planes de dieta que se presentan en algunos de los principales programas televisivos de Estados Unidos. A petición expresa de empresas de publicidad y agencias de relaciones públicas, he viajado para inspeccionar sus productos, desde bebidas para deportistas hasta programas de almuerzo escolar saludables. He dado consultorías a Safeway y asesoré a Warner Brothers en su campaña Back to School de los Looney Tunes, además de participar en la campaña de acción social de la película Food, Inc.

Estoy aquí para promover la salud y para que la gente pierda peso. A esto me dedico. Ésta soy yo, y por eso sé que puedo ayudarte.

La razón por la que te he contado lo anterior es para que comprendas que la dieta del metabolismo acelerado no es una teoría sin comprobar o un vil producto de mis buenos deseos. Se la he dado a cientos de pacientes, a quienes he visto perder un total de miles de kilos, así que sé que funciona. Si no fuera así, ya estaría en bancarrota, pero mis clínicas tienen largas listas de espera, y algunos de mis clientes más adinerados incluso envían sus jets privados para que vaya a sus casas a enseñarles cómo seguir el plan. Ahora también soy tu nutrióloga y con este libro te entrego mi plan de dieta. Deseo que toda la gente que quiere bajar de peso y recuperar la salud lo logre de forma veloz, efectiva y permanente.

A través de años de estudio y de trabajo clínico he aprendido cómo hacer que tu metabolismo se ponga en pie y preste atención, cómo hacer que se ponga a trabajar y comience a quemar la grasa que durante años te ha fastidiado. En este libro te enseñaré exactamente cómo hacerlo realidad.

No es un texto para quienes harán su primera dieta, sino para quienes harán la última dieta de su vida.

Este libro está dirigido a quienes ya no les funcionan los viejos trucos para bajar de peso. Es para quienes aman la comida y están cansados de luchar contra los antojos, la fatiga y el abdomen protuberante, así como para los que han hecho todas las dietas posibles y no creen poder hacer una más. Si estás a punto de darte por vencido porque no crees que llegarás a tu peso ideal, si crees que estás destinado a ser más pesado de lo que deseas, entonces este libro es para ti. La lucha ha terminado. Es momento de amar la comida y aprender a hacer uso de ella para perder peso en serio y de forma duradera.

Hacer dieta tras dieta desgasta y apaga el metabolismo, pero la dieta del metabolismo acelerado lo enciende y activa de nuevo. La premisa es simple: hay que confundir al cuerpo para perder peso. Así como se combinan diferentes ejercicios para mejorar el desempeño atlético del cuerpo, combinar entrenamientos para el metabolismo estimula diferentes mecanismos de quema de grasas, formación de músculo y recuperación que potencian tu esfuerzo.

A través de la rotación sistemática de alimentos definidos en días específicos y a horas estratégicas, tu cuerpo se transformará gracias al ciclo de descanso y recuperación activa al cual entrará el metabolismo.

Tu cuerpo se mantendrá sorprendido, nutrido y revitalizado, hasta convertirse en una hoguera de quema de grasas y perderás peso de la manera que siempre soñaste. La dieta del metabolismo acelerado está diseñada para que seas más liviano y estés más sano.

Cada semana comerás de tres formas distintas, siguiendo las fases 1, 2 y 3. La rotación de fases continúa durante cuatro semanas, de modo que abarca cualquier escenario bioquímico del ciclo mensual del organismo (tanto en mujeres como en hombres). Obtendrás más de la comida y de tu propio cuerpo de lo que jamás imaginaste. A través de la comida, comenzarás a quemar como nunca antes hasta la grasa más escondida en tu cuerpo. ¿Quieres resultados rápidos y duraderos? Ésta es la dieta para ti.

Al terminar el libro, sabrás cómo funciona el cuerpo y por qué reacciona de cierta manera ante nuestras acciones. Nunca más ayunarás ni pasarás hambre, y además perderás kilos.

No es una promesa vana. Puedes hacerlo. He visto el éxito de esta dieta una y otra vez en hombres, en mujeres, en personas de 20 años y hasta de 70. He diseñado mapas de comidas precisos y claros que pueden adaptarse a los requerimientos alimenticios de distintos grupos: celiacos, vegetarianos o veganos, y carnívoros empedernidos. Es un plan fácil de seguir... e irresistible.

Varios clientes me han dicho en broma que sueno pedante o hasta pretenciosa cuando me comparten sus historias de dietas del terror y les contesto que pueden sanar su metabolismo. Luego empiezan el programa y afirman que es como si se hubiera encendido un fósforo en su interior. Cuando salen del consultorio, me gusta decirles que espero que la próxima vez ocupen menos espacio en mi oficina, y que, si siguen la dieta, su única preocupación será encontrar una modista de confianza, pues su metabolismo estará en llamas, alimentado por el exceso de grasa. Y vaya que la quemarán.

Prepárate para cambiar tu vida, pero sobre todo para comer bien.

La alimentación es lo único que tenemos para nutrir nuestro cuerpo y tener un corazón sano, huesos y músculos fuertes, así como piel, uñas y cabello radiantes. Es el combustible para la producción de las hormonas que regulan todo el organismo. No sólo nos da energía; nos da vida. Es hora de perderle el miedo a comer y aprender a hacerlo bien. Todo empieza con una chispa...

¡ENCIENDAN MOTORES! ES HORA DE QUEMAR

Algunas personas consideran que perder peso es un misterio, o incluso algo imposible, pero en realidad no es tan complicado. No es cuestión de calorías, gramos de grasa o de carbohidratos. A la gente le gusta afirmar que para bajar de peso basta con comer menos calorías de las que el cuerpo consume. Calorías más, calorías menos. Nunca he creído en esto, y he presenciado lo falso que resulta para algunas personas. No se trata de comer menos calorías, sino de quemarlas.

Se trata de tu metabolismo. Enciéndelo y lograrás quemar todo lo que comes como una hoguera, incluso si es mucho. ¿Has visto a esas personas muy delgadas que siempre se atascan? Es porque tienen metabolismos rápidos. Por otro lado están quienes apenas si prueban bocado y siguen teniendo peso de más. Su metabolismo es lento, se ha apagado y no quema las grasas como debería. Si apisonas tu metabolismo hasta que quede como un montón de leños húmedos, no hará nada por ti. Si a esa pila le agregas chatarra, crearás la fórmula para el desastre. Es imposible encender la hoguera así. Te quedarás con una pila de leños húmedos y chatarra enmohecida. Es decir, te quedarás con la grasa. Esto es lo que ocurre cuando le echas comida chatarra, azúcares procesados y todos esos otros alimentos que sabes que probablemente no debes comer a un cuerpo con metabolismo lento. Acumulas grasa y más grasa, y nada parece consumirla.

Pero no es grasa de más lo que quieres, sino músculos esbeltos. Deseas tener energía, hormonas saludables, niveles normales de colesterol y de azúcar en la sangre, así como cabello, uñas y piel increíbles. Quieres irradiar salud y disfrutar el proceso para obtenerla. Anhelas verte y sentirte de maravilla, pero estás cansado de privarte de lo que te gusta.

¡No hay problema! Sólo hay que arreglar la pila de leños mojados. Hay que secarlos, agregarles algún líquido inflamable y encender un fósforo. Hay que prender de nuevo la hoguera, encender el metabolismo, y entonces podrás comer como la gente “normal”. Podrás comer como otras personas, como nunca creíste que podrías volver a hacerlo.

El problema de muchos de mis clientes, y tal vez también el tuyo, es que, si tienen sobrepeso y se han pasado la vida haciendo dietas para controlarlo (posiblemente sin obtener resultados a la larga), aquello que creían que les ayudaba en realidad les ha hecho daño. Hacer una dieta tras otra durante mucho tiempo “enmohece” tu metabolismo, apaga la hoguera y lo hace cada vez más lento, año tras año, hasta que no es más que una pila de leños húmedos. Cuanto menos comes, más lento se hace el metabolismo, así que cada vez serán menores las porciones que tu cuerpo podrá procesar.

Ésta es la razón por la cual muchas personas son incapaces de perder peso, a pesar de que comen poco. La llama de su metabolismo se ha apagado y son incapaces de encenderla de nuevo; los leños están húmedos, la chatarra se ha acumulado y el proceso se vuelve disfuncional.

Requieren un nuevo comienzo. Necesitan reiniciarse.

Les hace falta lo que ahora tú tienes entre las manos: la dieta del metabolismo acelerado.

¿CÓMO SURGE LA DIETA DEL METABOLISMO ACELERADO?

Todo empezó con un par de borregos. ¡En serio! Soy un poco agreste... o sea, tengo formación en ciencia agrícola y zootecnia. Estuve involucrada con los Future Farmers of America (FFA), una organización estadounidense que promueve la educación agrícola y pecuaria. Soy una apasionada de la ciencia, aunque no estudié una carrera relacionada con alimentos, como podría esperarse. Estudié una licenciatura en ciencias animales. Ahí fue cuando empecé a entender que la comida puede utilizarse, de manera sistemática y con un propósito específico, para moldear el cuerpo como un escultor daría forma a un trozo de arcilla.

Siempre me ha fascinado entender cómo funcionan las cosas, en particular el cuerpo humano. Pero también me obsesionaban los animales, así que creí que podría enfrentarme a los rompecabezas que plantea la ciencia animal y decidí convertirme en veterinaria.

Sin embargo, en la universidad, las clases estaban mucho más orientadas hacia la zootecnia. De hecho, Temple Grandin (autor de best-sellers, profesor de ciencia animal y reconocido consultor en la industria ganadera) fue uno de mis profesores y mentor personal. Tomé clase sobre producción de ovejas, producción de reses, alimentación ganadera y nutrición animal. Trabajé como ayudante técnico veterinario y, para prepararme para la especialidad veterinaria, hice prácticas en nutrición en la Universidad Estatal de Colorado. En conjunto, obtuve una visión sorprendente sobre la nutrición. Cuanto más aprendía sobre la alimentación animal, más creía que algunos de los mismos conceptos eran aplicables para las personas; que la dieta humana también podía ser manipulada con cuidado para acelerar el metabolismo e incrementar la velocidad de la quema de grasas.

SÉ UN CABALLO DE CARRERAS

Me fascinan los caballos. Disfruto montarlos, estudiarlos y admirarlos, pero también creo que pueden enseñarnos cosas interesantes sobre el metabolismo.

Algunos caballos son de fácil mantenimiento, pues es posible mantenerlos e incluso engordarlos con pequeñas porciones de comida. Hay otros que son “devoradores”, pues se les puede alimentar y alimentar, y aun así es difícil lograr que conserven el peso.

¿Qué diferencia hay entre ellos? El metabolismo. En zootecnia, hay un concepto denominado tasa de conversión alimenticia. ¿Cómo se alimenta a una res para lograr la mejor musculatura, distribución de la grasa, calidad y valor mercantil de la carne? ¿Cómo se alimenta a un caballo para optimizar las fibras musculares de contracción rápida y de contracción lenta, de modo que sean más veloces en una carrera o tengan energía suficiente durante recorridos largos? La aplicación de estos principios tanto a la industria ganadera como a la equina implica transacciones de miles de millones de dólares. Esto me hace preguntarme: ¿por qué nadie ha adaptado el conocimiento científico que tenemos de estos animales a la pérdida o ganancia de peso en los humanos? Sería algo revolucionario. Pues eso es justo lo que yo estoy haciendo por ti.

¿Qué tipo de caballo deseas ser? ¿El regordete de fácil mantenimiento o el delgado devorador? ¿Vas camino al Derby de Kentucky o seguirás viviendo de puro pasto?

Decidí enfocarme en el bienestar, no en la enfermedad. ¿Podría ayudar a la gente a mantenerse saludable a través de mi conocimiento sobre ciencia animal? ¿Y qué ocurriría si a esta mezcla integrara mi pasatiempo favorito: la comida? Fue así que decidí cambiar el rumbo de mi prof ...