Loading...

LA VENTAJA DEL GANADOR

Robert T. Kiyosaki  

0


Fragmento



Índice

Portadilla

Índice

Dedicatoria

Mensaje de Robert. No es agradable

Introducción. ¿Cómo atrapas a un mono?

Capítulo Uno. La ventaja del ganador #1: Conocimiento

Capítulo Dos. La ventaja del ganador #2: Impuestos

Capítulo Tres. La ventaja del ganador #3: Deuda

Capítulo Cuatro. La ventaja del ganador #4: Riesgo

Capítulo Cinco. La ventaja del ganador #5: Compensación

Conclusión. En defensa del capitalismo

Roi. Retorno o reembolso extremo sobre inversión

Epílogo. “Detestaba la escuela, pero me encanta aprender”

Los tiempos están cambiando

Sección Especial. Los cinco niveles de los inversionistas

Sección Extra. Preguntas más frecuentes

Mi misión… y tu misión

Una última reflexión sobre la educación

Acerca del autor

Notas

Créditos

Grupo Santillana

Este libro está dedicado a quienes dan un paso
al frente y se convierten en parte de la solución.

Mensaje de Robert
No es agradable

Antes de compartir contigo nuestro éxito financiero, reflexioné mucho. Los tiempos son difíciles y sé que hay millones de personas que perdieron sus empleos, hogares y negocios. También sé que, en la mayoría de las situaciones, no resulta muy cortés tocar el tema del éxito financiero. El alardeo nunca es agradable, en especial cuando se trata de dinero.

No obstante, decidí escribir acerca de inversiones en la vida real porque quiero que comprendas cómo obtuvimos nosotros nuestra educación financiera, cómo la aprovechamos y por qué considero que en esta economía en declive, la ventaja del ganador es una ventaja extrema. No escribo para alardear, lo hago para motivar a la gente a que aprenda, estudie, practique y, posiblemente, adquiera otra visión del mundo. Es el año 2011 y hay mucho dinero por ahí volando. Hay billones de dólares en busca de hogar debido a que los gobiernos no dejan de imprimir enormes cantidades de dinero falso, también conocido como divisa fiat o dinero por decreto. Los gobiernos no quieren que el mundo caiga en una depresión y, por eso, imprimen dinero de juguete. Ésa es la razón por la que los precios del oro y la plata suben, en tanto que los ahorradores continúan perdiendo.

El problema radica en que el dinero de juguete sólo está en manos de un reducido grupo de personas. Es por ello que los ricos se hacen más ricos y las clases media y baja, cada vez son más pobres; asimismo, la economía empeora y las dificultades van en aumento.

De acuerdo con el Buró de Censo de los Estados Unidos, en septiembre de 2010 la pobreza en nuestro país aumentó a casi 15 por ciento de la población. Eso significa que cuatro millones de personas dejaron de pertenecer a la clase media y se convirtieron en gente pobre, tal y como Donald Trump y yo predijimos en nuestro libro Queremos que seas rico. Se trata de un problema serio porque nuestra economía está muy enferma.

Bajo el riesgo de sonar petulante, decidí escribir un libro acerca de las inversiones en la vida real porque creo que tampoco es honesto saber algo y no compartirlo, algo que llamo avaricia. También escribo porque creo que, si deseamos que la economía mundial se recupere de verdad, necesitamos una genuina educación financiera. Y a fin de cuentas, escribo este libro porque creo que es mejor enseñarle a la gente a pescar, en lugar de regalarle pescado.

Image

Robert T. Kiyosaki

Mi padre rico dijo:
“Escoge a tus maestros con cuidado.”

INTRODUCCIÓN



 ¿Cómo atrapas
a un mono?

Durante miles de años los nativos de África y Asia han utilizado la siguiente técnica para atrapar monos: el cazador busca un árbol que tenga un agujero en el tronco y coloca frutas o nueces en el interior. El mono se acerca, mete el puño en el hueco y recoge el alimento. Como el puño está aferrado a la carnada, el mono no puede sacarlo del tronco y, por lo tanto, se queda atrapado. En lugar de soltar la fruta o las nueces, se retuerce, jala y tira, negándose a soltar su comida. El nativo regresa y mata o captura al mono con toda calma.

Los humanos somos similares a los monos, sólo que, en lugar de aferrarnos a fruta y nueces, lo hacemos a un empleo seguro, a bienes materiales y dinero. Al igual que los monos atrapados, cuando la gente no cuenta con educación financiera, se reduce a recibir su salario y pasa el resto de su vida esclavizada a un patrón o pagándole impuestos al gobierno.

Cuando comenzó la crisis financiera global en 2007, muchas personas se aferraron todavía más a sus empleos con la esperanza de no ser despedidas en los recortes. Otros millones se afianzaron con fuerza a sus hogares, aunque sabían bien que no podían pagar la hipoteca. La mayoría dejó de gastar y empezó a ahorrar más a pesar de que el gobierno federal estaba imprimiendo billones de dólares, destruyendo así el poder adquisitivo y el ahorro. Los trabajadores aportaron mucho más dinero a sus planes de retiro sin tomar en cuenta que la bolsa de valores acababa de colapsar, arrastrando con ella sus ganancias previas. Asimismo, las inscripciones en las escuelas entraron en auge porque mucha gente regresó a estudiar y olvidó que el desempleo se había disparado.

LA MAYORÍA DE LA GENTE NO SABE QUÉ HACER

Cuando llegó 2010 la gente estaba consciente de que había una crisis financiera global. Por desgracia nadie sabía qué hacer al respecto. En lugar de relajarse y soltar lo que tenían, muchas personas se aferraron más, rezaron para que la crisis terminara y para que sus líderes políticos resolvieran el problema y regresaran los días felices.

Por otra parte, hubo quienes sabían que tendrían que realizar cambios. El problema fue que, como carecían de una sólida educación financiera, no supieron con exactitud qué era lo que tenían que modificar.

UNA DÉCADA DE CRISIS

La década que va de 2010 a 2020, será la más volátil en la historia y la que más modificará al mundo.

Por desgracia, quienes se aferren a las reliquias del pasado (como un empleo seguro, ahorros, una casa y los planes de retiro), serán los más afectados por la tormenta financiera que se avecina. Esta afirmación la puedo hacer con mucha certeza por las siguientes razones:

1. Es el fin de la Era Industrial.

La Era Industrial comenzó en 1500 y terminó en el año 2000, aproximadamente.

En 1945, al final de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos era la nación más poderosa del mundo, el más grande de todos los imperios que aún subsistían de la Era Industrial.

En la Era Industrial los países que poseían tecnología industrial, fábricas, escuelas grandes y armas, eran los que gobernaban el mundo.

En la Era Industrial, las empresas de los ramos automotriz, aéreo, de medios (radio y televisión) y de fabricación de armas dominaron el mundo de los negocios.

En la Era Industrial un trabajador podía conseguir un empleo muy bien pagado que durara toda la vida, así como protección sindical y una pensión de retiro vitalicia.

La educación financiera no era importante en la Era Industrial.

En 1989 nació la Wor

Recibe antes que nadie historias como ésta