Loading...

MARTE Y VENUS SALEN JUNTOS

John Gray  

0


Fragmento

Introducción

Para las generaciones anteriores, el desafío de una cita era diferente. Hombres y mujeres querían una pareja que pudiera satisfacer sus necesidades básicas de seguridad y supervivencia. Las mujeres buscaban un hombre fuerte que proveyera además de alimentos; los hombres buscaban una mujer fértil con la que crear un hogar. Esta dinámica del cortejo, que ha prevalecido durante miles de años, ha cambiado de repente.

El nuevo desafío de las citas es encontrar una pareja que no solo ayude a satisfacer nuestras necesidades físicas de supervivencia y seguridad, sino que satisfaga también nuestras necesidades emocionales, mentales y espirituales. Hoy esperamos más de una relación. Millones de hombres y mujeres en el mundo van buscando un alma gemela para tener la experiencia de un amor duradero, feliz y romántico.

Ya no basta con encontrar a alguien que quiera casarse con nosotros, queremos parejas que nos amen más cuanto más nos conocen: queremos vivir felices para siempre. Para encontrar y reconocer a las parejas que puedan satisfacer nuestras necesidades de una intimidad creciente, una buena comunicación y una gran vida amorosa, debemos poner al día nuestra habilidad para las citas.

Recibe antes que nadie historias como ésta

Incluso si por un golpe de buena suerte encuentras a un alma gemela sin poseer especiales habilidades para las citas, puede que no la acabes de conocer bien y te cases. Hace dieciocho años yo estaba muy contento de haber encontrado mi alma gemela, pero no tenía los conocimientos necesarios para conseguir que la relación funcionase. Bonnie y yo nos fuimos citando a lo largo de año y medio. Aunque nos queríamos mucho, no nos casamos.

Rompimos y seguimos rumbos distintos. Cuatro años más tarde nos volvimos a reunir. Esta vez, a causa de que nuestras salidas eran muy diferentes, acabamos casándonos y desde entonces hemos vivido siempre en creciente felicidad. Creando las condiciones adecuadas para que creciera el amor, nuestros corazones se abrieron y experimentamos un «amor espiritual» que lo abarca todo. Descubrir ese amor incondicional fue el resultado de haber creado en primer lugar las condiciones para que se desarrollara el amor.

La primera vez que salimos, nosotros ya nos conocíamos, pero no lo bastante como para casarnos. No habíamos sentido aún esa convicción interior que aparece cuando se han satisfecho las condiciones indispensables. Sin una actualización de la dinámica de las citas y las relaciones, llegamos equivocadamente a la conclusión de que no éramos, el uno para el otro, la persona adecuada.

La segunda vez que salimos, con una nueva y mejor comprensión de las diferencias que hay entre los hombres y las mujeres, fuimos capaces de que nuestra relación funcionase. En la medida en que nuestro amor crece conjuntamente, nuestros corazones se abren. Entonces fuimos capaces de experimentar un amor mutuo incondicional. Éramos almas gemelas. Con esa seguridad yo le propuse casarnos y ella fu capaz de aceptar.

Como consejero de relaciones humanas, comencé a compartir estas nuevas intuiciones en sesiones profesionales y también en mis seminarios. Los resultados fueron inmediatos y radicales. Con la comprensión de cómo los hombres y las mujeres piensan y sienten de modo diferente, las parejas son capaces de mejorar la comunicación y empezar a conseguir lo que realmente quieren de su relación. Con renovada esperanza, fueron capaces de encontrar un amor más profundo en su corazón, sanar y cicatrizar los viejos resentimientos que quizá habían cerrado sus corazones, y reavivar los fuegos de la pasión y el romanticismo.

Animado por los beneficios prácticos experimentados en mi propio matrimonio y en las vidas de mis clientes y de los asistentes a mis seminarios, me decidí a escribir Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus,* libro del que ya se han vendido más de diez millones de ejemplares en todo el mundo. Un auténtico bestseller en más de cuarenta lenguas que ha ayudado a los hombres y las mujeres de todo el mundo.

En mi oficina sigo recibiendo más de trescientas cartas y llamadas telefónicas al día de gente que se ha beneficiado ampliamente del libro y de mis seminarios. Además de esos seminarios que yo doy mensualmente, hay muchísimos más seminarios Marte/Venus que se hacen por todos lados y que son impartidos por personal especializado. Sin embargo, mientras que ese mensaje sencillo se ha revelado de gran utilidad para las parejas, quedaba algo que hacer por los solteros.

Reiteradamente, los solteros y las parejas que comenzaban a salir me han planteado cuestiones a las que no se contestaba directamente en Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus. En el proceso de hallar respuestas prácticas para esas cuestiones durante los pasados doce años, las ideas, los principios y las intuiciones de esta nueva obra fueron tomando forma. He escrito este libro específicamente para las personas solteras y las parejas que empiezan a salir, que estén interesadas en encontrar un amor verdadero y duradero.

Sin embargo, a las parejas casadas también les parecerán valiosos esos principios e intuiciones. Las parejas que están felizmente casadas pueden disfrutar de estas ideas desde la perspectiva de poder sumar a su relación más alegría y romanticismo. No importa lo bien que funcione una relación, siempre hay posibilidad de desarrollarla más. Incluso los mejores atletas siguen escuchando a sus entrenadores para que les formen y les dirijan.

Las parejas casadas que atraviesan por dificultades en su matrimonio pueden descubrir qué es lo que les falta en su relación. Bastante a menudo las parejas suelen prescindir de una o dos fases del proceso de citas, y eso acaba afectando adversamente a su matrimonio. Retroceder al inicio de ese proceso y volver a atravesar las diferentes fases de que consta les ha servido a muchas parejas para encontrarse de nuevo con su amor recíproco.

Las parejas casadas que quieren reavivar el romanticismo de las citas se beneficiarán grandemente de esta guía práctica. Repasando las circunstancias imprescindibles para una buena cita y reproduciéndolas, pueden experimentar de nuevo la pasión y el romanticismo que sintieron la primera vez. A través de la aplicación de estas intuiciones, no solo avivarán la llama de la pasión, sino que aprenderán también cómo mantenerla ardiendo siempre.

Las intuiciones contenidas en Marte y Venus salen juntos proveen de respuestas prácticas para las experiencias frustrantes de la mayoría de las personas solteras y las parejas que comienzan a salir. Así, en nuestras citas, solemos malinterpretar a menudo las acciones y las reacciones de nuestra pareja. Con una comprensión adecuada de las diferentes maneras de pensar y sentir que tenemos, citarse puede convertirse en una fuente de alegría, de apoyo, de placer y de satisfacción, en vez de en una fuente potencial de frustración, desánimo, preocupación y azoramiento.

Con esta nueva aproximación, comienzan a disiparse los nubarrones oscuros que se cernían sobre las citas. En cuanto comiences a leer Marte y Venus salen juntos y experimentes los beneficios de este cambio en tu manera de entender las citas, comenzarás a descubrir que sabes bastante más de lo que te pensabas. Cuando se encuentran las piezas del rompecabezas que echábamos de menos, el resto se ordena ya casi por sí solo.

Animado por este nuevo enfoque, seguro que hallarás la motivación, la habilidad y la confianza necesarias para encontrar a la persona adecuada para ti al tiempo que disfrutas del proceso que significa una relación en sus comienzos. A medida que leas este libro, se confirmarán los sentimientos que albergabas en tu alma. Este enfoque basado en el sentido común explica la mayoría de los momentos frustrantes de las citas y te provee de un plan minucioso para que salgas con bien y tengas éxito en ellas.

Ningún libro puede decirte si una persona es la adecuada para ti, pero un libro sí que puede señalarte la dirección correcta y ayudarte a crear las condiciones necesarias para que puedas saberlo. Cuando los principios y las intuiciones de Marte y Venus salen juntos se llevan a la práctica, tú te sentirás preparado para encontrar y reconocer a tu alma gemela.

Este libro tiene muchas sugerencias que tal vez no sean apropiadas para todo el mundo. Se trata únicamente de sugerencias. Sobre todo, este libro te proveerá de información para conducirte en una situación dada y para que tomes la decisión que te conviene.

Como en mis otros libros, hay algunas generalizaciones acerca de los hombres y de las mujeres. Esto no implica que todos los hombres son de una manera y todas las mujeres de otra. Si tú no encajas en las generalizaciones, eso no significa que haya nada extraño en ti. Cuando conoces a alguien cuya conducta es muy diferente de la tuya, saca tu ejemplar de Marte y Venus salen juntos y úsalo como una guía para encontrarle sentido.

Algunas personas pueden estar tentadas de guardar este libro como un secreto. Te proporciona un arma para saber cómo conquistar al sexo opuesto. Pero aún es más beneficioso si tu pareja sabe que lo has leído. Si ambos estáis de acuerdo con sus principios y sus valores, seréis capaces de confiar mucho más el uno en el otro desde el inicio mismo de vuestra relación.

Hablar sobre las ideas que se contienen en Marte y Venus salen juntos es un modo excelente de conocer a alguien. Muchas parejas que comenzaban han hecho eso mismo con Los hombres son de Marte... Leer juntos Marte y Venus salen juntos durante las diversas fases del comienzo de la relación será aún más útil.

A veces resulta difícil hablar de tus necesidades y tus deseos en una relación. Si este libro representa de forma sincera lo que deseas, entonces te ayudará a comunicarte con tu pareja. Uno de los grandes valores de estas intuiciones consiste en que se expresan en un lenguaje llano y apoya a ambos sexos. Puedes hablar de las diferencias entre marcianos y venusinas sin necesidad de arrojarse los trastos a la cabeza.

Si los valores que aparecen en este libro sintonizan con quien tú eres, pero en modo alguno lo hacen con tu pareja potencial, ello puede ser una clara señal de que esa persona no es la adecuada para ti. No siempre sucede así, no obstante. A alguien puede que no le guste mi manera de escribir acerca de las citas, el amor y las relaciones. Incluso si esa persona es lectora habitual de libros sobre relaciones, eso no significa que esa persona no sea la adecuada para ti.

La prueba verdadera no es otra que atravesar las diferentes fases del proceso y comprobar si puedes conseguir satisfacer tus necesidades. Incluso aunque tu pareja no lea Marte y Venus salen juntos, conseguirás el poder suficiente para extraer lo mejor de ti o de ella cuando lo leas. Entonces sí que sabrás si es la persona adecuada para ti.

Las mujeres cometen el error común de citar a autores de prestigio para cambiar el comportamiento de un hombre. Aunque a un hombre le guste mi libro, no es una buena idea extraer citas de él. Con los hombres en particular, una petición de cambio de actitud se oye mejor cuando es de tipo personal y se basa en lo que tú sientes que es lo que te conviene, y no en lo que un libro dice que te conviene.

Durante años, las mujeres me han preguntado cómo conseguir que un hombre leyera Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus. La respuesta es idéntica respecto de la pregunta hecha acerca de este libro. Una mujer debe preguntarle a un hombre qué piensa acerca de las ideas con que se describe a los hombres. Pidiéndole que lea el capítulo que contesta su pregunta, ella no solo confirma implícitamente que él lo necesita, sino que él es el experto en hombres y que su experiencia podría servirle a ella de ayuda. A los hombres les encanta ser expertos y ayudar. A medida que lea el texto, puede descubrir que es interesante y que también le puede ayudar a él. Después de todo, si él es de Marte, ¿cómo se supone que habría de comprender a las venusinas?

Cuando Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus se publicó por primera vez, lo compraron principalmente las mujeres. A medida que los hombres oían hablar de él esa tendencia cambió drásticamente. Ahora, después de haber sido un bestseller durante cuatro años, los hombres lo compran tanto como las mujeres. Los hombres también están interesados en tener mejores relaciones; simplemente necesitan descubrir que es un libro «amigo de los hombres».

Otra aproximación al objetivo de que un hombre lea este libro consiste en solicitarle que lo haga como un favor que tú le pides. Tú no debes insinuar que él necesita leerlo, pero sí que te encantaría discutirlo con él y que eso te ayudaría. Cuando se les acerca a él del modo adecuado, la mayoría de los hombres están encantados de leerlo. Algunos hombres simplemente es que no leen. Entonces préstales una grabación del libro o ved juntos los vídeos hechos a partir de él. Estas mismas sugerencias valen para el caso en que sea un hombre quien quiera que una mujer lo lea.

A medida que leas Marte y Venus salen juntos, se te encenderán mil lucecitas en la mente. De repente, las cosas que nunca tenían sentido comienzan a tenerlo. Este cambio te ayudará a encontrar y a conocer a tu alma gemela. Cuando puedas comprender claramente tus errores pasados, a la luz de este libro, no volverás a repetirlos. Con esta nueva comprensión del proceso de las citas, conseguirás liberarte de los modelos antiguos y ser libre para crear la relación de tus sueños. Descubrirás rápidamente que sí tienes la habilidad necesaria para descubrir a la persona idónea para ti.

Es para mí un gran placer compartir contigo Marte y Venus salen juntos. Es la culminación de doce años de ayudar a personas como tú a mejorar la comunicación con el sexo opuesto. Conociendo y comprendiendo perfectamente los desafíos de cada una de las cinco fases de las citas, también tú encontrarás un amor verdadero y duradero.

4 de abril de 1997,
Mill Valley, California

1

Marte y Venus salen juntos

 

 

Durante mis seminarios sobre las relaciones, las mujeres solteras se acercaban a menudo a mí para describirme con todo lujo de detalles lo que ellas pensaban que era una cita fantástica. La cuestión que se plantea es casi siempre la misma. Cada una de esas mujeres decía: «No puedo entender cómo es que la cosa no funcionó». Si todo fue tan bien, cada sorprendida se pregunta: «¿Por qué no quiso él proseguir la relación?». Para la mayoría de las mujeres, los hombres son aún un verdadero misterio. Sus preguntas revelan a menudo una notable incomprensión y desconocimiento de los hombres.

Las mujeres preguntan:

• ¿Cómo puedo atraer al chico adecuado para mí?

• ¿Por qué hablan tanto los hombres sobre sí mismos?

• ¿Por qué los hombres no devuelven las llamadas telefónicas?

• ¿Por qué los hombres no se comprometen?

• ¿Cómo puedes conseguir que un hombre se abra?

• ¿Por qué he de ser yo quien lo haya de hacer todo para que esta relación funcione?

• Todo es fantástico, pero mi pareja no quiere casarse y yo sí. ¿Qué puedo hacer?

• ¿Por qué siempre acabo liándome con el mismo tipo de hombre?

Las preguntas de una mujer tienden a darle vueltas a un mismo tema: ¿cómo me puedo asegurar una relación amante y duradera? Las mujeres quieren asegurarse de que ellas consiguen en una relación aquello que necesitan. Los hombres, por el contrario, plantean cuestiones diferentes. Sus cuestiones se centran en tener éxito en sus relaciones, pero también revelan una incomprensión y un desconocimiento de las mujeres.

Los hombres preguntan:

• ¿Cómo sé qué es lo que quiere una mujer?

• ¿Por qué las mujeres hacen las cosas de forma tan indirecta?

• ¿Por qué discuten por la cosa más pequeña?

• ¿Por qué las mujeres no dicen exactamente lo que quieren?

• ¿Cómo puedo saber si ella es para mí?

• ¿Por qué quiere ella siempre hablar acerca de la relación?

• Las cosas van bien ahora, ¿por qué cambiarlo todo y casarnos?

• ¿Por qué hacen tantas preguntas las mujeres?

Aunque las preguntas de los hombres y de las mujeres reflejan diferentes maneras de enfocar las citas, tienen dos cosas en común: los hombres y las mujeres quieren que sus relaciones sean cariñosas, y, definitivamente, no se comprenden los unos a los otros. A veces nos sentimos impotentes para conseguir lo que queremos en nuestras relaciones.

Puede parecer que no hay solución, pero no es así. Una vez que los hombres y las mujeres aprenden cómo unos y otros se acercan a las citas y a las relaciones de forma distinta, tienen la información necesaria para empezar a hallar respuestas a sus preguntas. Sin una profunda comprensión de nuestras diferencias es inevitable que continuemos desconociendo a nuestra pareja de cita y creando problemas innecesarios.

CÓMO SABOTEAMOS INCONSCIENTEMENTE NUESTRAS RELACIONES

Cuando nos malinterpretamos unos a otros, podemos estar saboteando nuestra relación inconscientemente. Una mujer puede llegar a la conclusión de que su cita no es, en el fondo, sino un hombre más, incapaz de comprometerse, y capaz de dejarla de lado. Un hombre puede pensar que su ...