Loading...

MOMENTOS DE VIDA

Virginia Woolf  

0


Fragmento

Nota preliminar

Este conjunto de escritos autobiográficos de Virginia Woolf reúne textos inéditos seleccionados en los archivos Woolf de la Biblioteca Británica y la Biblioteca de la Universidad de Sussex. Los «Documentos de Monks House», como se les llama, pertenecieron a Leonard Woolf. Cuando este consiguió convencer a Quentin Bell de que escribiera la biografía autorizada de Virginia Woolf, puso a su disposición esos papeles, y el profesor Bell citó breves párrafos de los mismos en la biografía. Después de la muerte de Leonard Woolf, los papeles pasaron a la Universidad de Sussex, gracias a la generosidad de la albacea testamentaria, la señora Trekkie Parsons.

La decisión de publicar unos textos que hubieran sido extensivamente revisados por Virginia Woolf, y la mayoría de los cuales —a diferencia de los ensayos publicados con carácter póstumo por Leonard Woolf— no fueron escritos con la intención de darlos a la luz pública, no fue tomada sin una cuidadosa consideración previa. El innegable interés y valor de estas memorias alejaron cualquier duda sobre la pertinencia de su publicación. Poner al alcance de un amplio público un material que con tanta claridad revela la visión y la sensibilidad de una escritora cuya contribución a la historia de la literatura inglesa tuvo un carácter tan profundamente individual, sería necesariamente un tributo a su memoria. Estas memorias constituyen una aportación única a la documentación de su vida y su arte.

Virginia Woolf solía escribir uno o más borradores de sus obras y, luego, los pasaba a máquina, efectuando con ello diversas revisiones totales, en ocasiones hasta ocho o nueve. Los textos de esta compilación se encuentran en diversas fases de revisión —en su mayoría están escritos a mano, solo parte de uno está escrita a máquina— pero, con la sola excepción del primer texto, los escritos llevan la marca de «obra en desarrollo», pese a que los tres últimos apartados fueron leídos por Virginia Woolf a aquellos para quienes los escribió. Estas obras están sembradas de correcciones, adiciones y tachaduras, y en el caso antes indicado del manuscrito hay párrafos enteros revisados, intercalados en el texto. En la presente edición no se ha pretendido dar constancia de estas revisiones y variaciones. Hacerlo habría comportado dificultar la lectura a la mayoría de los lectores. Quienes estén seriamente interesados en estudiar este aspecto de las memorias de Virginia Woolf encontrarán el material a su disposición en la Biblioteca de la Universidad de Sussex y en la Biblioteca Británica. Sin embargo, en ning

Recibe antes que nadie historias como ésta