Loading...

NO ES AMOR, ES TAQUICARDIA

Maru Leone  

0


Fragmento

El escritor y el poeta, que son diferentes por poco, se han encomendado a la tarea de contar la historia de la humanidad, cada uno por su lado, cada uno desde su trinchera. Aquellos que escriben la historia también la crean. El escritor tiene la complicada labor de dar sentido y proveer de orden. Son en su conjunto un equipo, por mucho que se odien o celen, son una extensión del soplo divino, el cual no cesa con la creación, sino que se extiende con ella.

Esta lectura te hará preguntarte si te pasó a ti, si es posible que la autora te espíe (te expíe) desde las esquinas o si eres tú quien ha estado espiando. Si viajar por las escenas cotidianas, por los recuerdos de algún romance, de un tierno amante o de un momento de reflexión nos hace reescribir nuestra historia, es la autora la que nos sostiene la mano para ayudarnos, para darle orden y sentido a lo que se ha sentido, para que la victoria no sea exclusividad de una de las partes sino resultado de la resolución.

Cada poema es un parpadeo desde los ojos de la escritora. Este libro nos lleva de paseo entre memorias y recuerdos, de ahí que no se puede prever si nos llevará al cielo, al infierno o tiene escalas en ambos y sus visiones principales. Maru es una suerte de Virgilio que nos acompaña en este memorial donde el lector hace de protagonista, observador y, si se quiere, transeúnte voyerista.

Alguna vez me dijeron que toda historia es la misma historia, que el amor no habla con el individuo sino con la vida a quien corteja para alimentarla, para fertilizarla; que todos somos e

Recibe antes que nadie historias como ésta