Loading...

PASIóN POR LA CERVEZA

Ricardo "Semilla" Aftyka  

0


Fragmento

p7

ÍNDICE

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

PRÓLOGO

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

INTRODUCCIÓN

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

CAPÍTULO 1

¿QUÉ ES LA CERVEZA?

Clasificación de las cervezas

Ingredientes de la cerveza genuina

Regiones clásicas

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

CAPÍTULO 2

EL ARTE DEL HOMEBREWING

¿Cómo se lee la receta?

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

CAPÍTULO 3

APRECIANDO UNA CERVEZA

Evaluación BJCP

Vocabulario de cata

Descripción de una cerveza

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

CAPÍTULO 4

ESTILOS

Copas de cerveza

Ales británicas

Ales belgas

Ales de trigo

Lagers

Cervezas americanas

Sour beers

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

ANEXO

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

AGRADECIMIENTOS

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

p8

PRÓLOGO

POR HARRY SALVARREY

Hoy el panorama es más familiar. En todo el país se abren bares de cerveza artesanal. Donde había un almacén, una zapatería, una peluquería o un telo, ahora hay un bar de cerveza artesanal. Y muchos, que antes solo pedían “una birra”, empiezan a nadar en aguas más complejas. Entonces aparecen los que se preguntan: ¿la cerveza artesanal es una moda pasajera?, ¿a las cervecerías las atrapará el mismo fantasma que alcanzó a las canchas de paddle y a los parripollos?, ¿qué pasará cuando se sature el mercado?

La historia de Semilla —y la de los miles que conforman la comunidad de cerveceros caseros más grande de Latinoamérica— es la llave para entender de qué están hechos los cimientos de la explosión craft y por qué seguirán ahí cuando haya pasado la excitación de la novedad.

Mucho antes de que hubiera un bar en cada esquina con pizarras pobladas de términos como IBU, ABV o SRM, incluso antes de que alguien hubiese escuchado hablar de una IPA, una Scottish o una Stout, un grupo de tipos inquietos, inconformistas y bastante testarudos decidieron que la cerveza que se conseguía en el supermercado no les alcanzaba.

Estos tipos fueron enterándose de distintas maneras de que no se necesitaba una planta industrial para hacer cerveza, sino unas pocas ollas y mucho ingenio. Leyeron, investigaron, aprendieron otros idiomas para preguntarles a los que más sabían; armaron comunidades, experimentaron, se equivocaron y la pegaron. Estos tipos se convirtieron, sin saberlo, en la vanguardia de un movimiento del que recién hoy vemos los resultados. No tenían idea. Ellos no pensaban en planes de negocios ni en perspectivas de crecimiento; querían hacer cerveza para tener algo bueno para tomar y para compartir con sus amigos.

El fenómeno de la cerveza artesanal y su crecimiento sostenido no nace de una pasión por hacer dinero, sino de una pasión por hacer cerveza. Nace de ese espíritu lúdico y hobbista que empujó a estos tipos irreverentes y tozudos a hacer mejores productos cada día. Entre estos tipos, Semilla es uno de los padres fundadores.

Semilla hizo birra en su casa durante quince años antes de decidirse a vender un litro. Durante esos quince años, ayudó a educar a generaciones de cerveceros, difundir conocimiento, subir la vara de calidad y empujar las tendencias hacia adelante. Gracias a su inquietud (y a que se aburre fácil) muchos conocieron las cervezas añejadas en barrica y las ácidas.

p9

Juguetes Perdidos, la cervecería que tiene junto a sus socios Sergio Picciani y Rodrigo Loran, es referente ineludible cuando se habla de cervezas de alta gama. Los Bichos Mandan, la marca que usa para experimentar con cervezas ácidas, es vanguardia en un país en el que la mayoría de los consumidores aún no sabe que ese tipo de sabores puede estar asociado a una birra. Después de años de educar paladares con sus cervezas, cobra sentido que Semilla escriba un libro.

Hoy la cerveza artesanal rompió la frontera del nicho, ya no es algo que solo le interesa a un grupo pintoresco de amigos que se juntan en garajes. Hoy los bares son las aulas donde miles de bebedores nuevos descubren otros idiomas, sin más información que la curiosidad y con una primera certeza: la birra del supermercado no alcanza.

Entonces, ¿la cerveza artesanal es una moda? Para los que la elaboran desde hace años por simple pasión, claramente no lo es. Para ellos —y uno es quien

Recibe antes que nadie historias como ésta