Loading...

PREDICCIONES 2019

Jimena La Torre  

0


Fragmento

SÍGUENOS EN
Megustaleer

Facebook @Ebooks        

Twitter @megustaleerarg  

Instagram @megustaleerarg  

Penguin Random House

El objetivo de este libro es mostrar opciones para encontrar la felicidad. La leyenda cuenta que Zeus puso la felicidad en el lugar más difícil de encontrarla: dentro de nosotros mismos. Por eso quiero recordarte que, si bien yo te doy herramientas, el que las usa sos vos. Tené en cuenta que la felicidad es una elección, elegila y no la confundas con la alegría.

Recibe antes que nadie historias como ésta

La felicidad es un modo de vida que anima a superar los problemas diarios para encontrar la mejor salida de cualquier situación, aspirando a que el bien siempre predomine. La alegría es un estado de festejo de esa felicidad, pero no es lo mismo. Una persona puede ser alegre pero infeliz. Pero una persona feliz siempre será feliz, aunque tenga que vivir momentos tristes.

JIMENA LA TORRE

Dedicándolo a mi abuela Enri, que era de Sagitario y se pintaba los labios hasta para ir al mercado. Mi madre siempre contaba que, cuando viajaron juntos con mi abuelo por primera vez a su pueblo natal, Trelew, la gente le decía que se había casado con una actriz de cine. Ella tenía un lema: siempre que alguien te pregunte “¿Cómo estás?”, tenés que responder “¡Bien!”. Cuando ya no estuvo bien, el Alzheimer hizo el resto para que ella siguiera estando bien. Una mañana llegué a verla. Me recosté junto a ella, hasta que se la llevaron para siempre.

AGRADECIMIENTOS

Quiero agradecer especialmente a mis seguidores y seguidoras, que cumplen al pie de la letra con los consejos que doy en mis libros y me mandan fotos con los hechizos que hacen. Ellos y ellas me inspiran cada año para crear lo mejor.

También agradezco a mi equipo de colaboradoras. A Silvia Molinas, que armó la estructura de este libro, y a Claudia Tarot, que le cedió el lugar para que pudiera hacer este trabajo.

A mi marido, Gustavo Peduto, que me lleva a todas las presentaciones de mis libros y me enseñó a disfrutar de viajar juntos “a la par”.

Y, por último, agradezco al Universo, que me ubicó en el lugar en el que quiero estar.

SOY FELIZ SIENDO DE SAGITARIO

A lo largo de la vida, fui creyendo en muchas cosas y descreyendo después de ellas. Me confieso, antes que nada, un escéptico de todo, no solamente de los signos. Sin embargo, el mundo del Zodíaco siempre me llamó la atención y hasta diría que me atrapó.

Jimena me ayudó a no ser tan escéptico. Creo que una de sus armas —y ella quizás no lo sabe— es su sentido del humor, poder reírse de los demás y de ella misma. Esa fue la puerta que me hizo entrar en su mundo. Y una vez que entré, entendí que sabe de verdad. Por eso es tan importante no solo escucharla sino también leerla.

Soy de Sagitario, y una vez que vencí mi escepticismo, entendí que eso significa ser amante de la libertad. No sé si es porque el signo me rige, o viceversa, pero la libertad es uno de mis anhelos constantes, el arte y esta cosa medio bohemia que tenemos los sagitarianos de andar siempre como sobrevolando, de no estar mucho tiempo con los pies sobre la tierra, aunque sabemos que de vez en cuando tenemos que bajar para ordenarnos y organizarnos.

Soy feliz siendo de Sagitario. Me gusta conocer las características de mi signo, pero también me gusta saber qué hacer en relación con los otros signos, de qué modo se van comunicando entre sí, incluida la influencia de la Luna y de todas esas cosas que solo Jimena sabe explicar.

Para mí es un honor escribir estas primeras líneas. Así como ella abrió una puerta para que yo pudiera entrar en su mundo, en este caso soy yo el que les abre la puerta para que entren en su mundo y terminen de descubrirla.

JEY MAMMÓN

¿QUÉ ES SER DE SAGITARIO?

Me gusta ser de Sagitario. Somos gente que, más allá de las derrotas, los dolores, de que nos cuesta sobreponernos un poquitito —porque nos quedamos así, replegados para dentro—, después empezamos a salir con una fuerza sin quedarnos enganchados en el pasado. Sabemos que lo que pasó, pasó, y como tenemos una visión optimista sobre el futuro, no creemos mucho que nos pueda ir mal. Al contrario, imaginamos que siempre habrá algo para hacer, para revertir la situación, que vamos a encontrar algo mejor, que la vida son capítulos. Claro que, a veces, es ese extremo optimismo el que nos taclea cuando nos damos cuenta de que no es tan, tan, tan como nosotros lo imaginábamos y, entonces, viene la desilusión profunda.

Somos justicieros por excelencia (y eso me encanta). Vamos con la bandera al frente todo el tiempo, buscando justicia para el mundo sin cansarnos nunca. Es un signo que siempre vuelve a empezar y a batallar, vuelve a buscar un lugar donde encontrarse bien porque, básicamente, nos gusta esa sensación acá, en el centro del pecho.

Nos aburrimos de hacer siempre lo mismo y le escapamos a la rutina. Somos visionarios del futuro. Es un signo muy particular, con una profunda espiritualidad, aunque a veces caemos en el materialismo más absurdo de desear una pavada. Sin embargo, tendemos más a la filosofía, a lo profundo, a ver las cosas del otro lado, a analizarlas de una manera bastante más sutil. Y no solamente las cosas sino también a las personas.

A veces, en medio del bullicio y la multitud, Sagitario está mirando a la gente analíticamente y “sacándole la ficha”. También tiene eso de la dureza: se desilusiona de la gente cuando la ve desnuda. Somos prácticamente un catalizador de la realidad, y es lo que más nos gusta, porque en la soledad y el repliegue que necesitamos para ser felices está el poder reírnos de las cosas que vemos cotidianamente. Muy irónicos, muy mordaces, a veces tanto que metemos la pata. Pero somos gente muy feliz a nuestra manera.

No necesitamos estar rodeados de muchas personas, a veces en soledad somos enteramente felices. Somos de los que van a una reunión y se dicen para adentro: “¿A qué vine yo acá?”, e inmediatamente tiran una bomba de humo y desaparecen porque se dan cuenta de que no tenían nada que ver. Hacemos frío/calor con las relaciones, tocamos, estamos y después nos vamos, no somos de estar todo el tiempo molestando.

Y en el amor somos gente muy independiente. No nos gusta que nos molesten. Sí que crean en nosotros, porque nosotros creemos en el otro, solo que, como el resto de los signos no es tan confiable, terminamos descubriendo que nos engañaron y nos desilusionamos. Somos básicamente fieles, pero a veces en esa fidelidad Sagitario espera mucho más del otro, pone mucho en los amigos, en el trabajo, en lo que cree, en fin, en la vida misma, y cuando la devolución es magra, la desilusión es enorme. Y además somos francos, sinceros, incluso a riesgo de perderlo todo.

En síntesis, somos gente con un poder bastante particular, nos sobreponemos a todo aunque quieran derrotarnos, vamos con nuestra sonrisa siempre intacta, nos gusta ser profundamente felices y estamos convencidos de que la felicidad es tener libertad: para Sagitario, la libertad no tiene precio, la libertad nos pone alas, nos hace sentir que podemos conquistar el mundo.

Somos profundamente idealistas. Aunque hayan robado las banderas, nosotros las seguimos levantando, y seguimos cantando. La vida es un juego para nosotros. Tiene que serlo, como el amor, porque si a la vida le falta fantasía, ilusión, idealismo, entonces, como el amor, se muere.

Dale el mundo a un sagitariano y no va a dormir, no va a comer, para solucionar todos los problemas.

MARCELA FEUDALE

LLEGA LA LUZ QUE NOS ILUMINA
INTRODUCCIÓN

Sagitario optimiza y mejora la energía de todos. La presencia del mejor planeta, Júpiter, en el signo al cual rige como primer y único regente es muy importante para la humanidad: es tiempo de mejoras energéticas y de encuentro de la felicidad.

Luego de que el año de Escorpio pusiera en exposición todas las miserias más fuertes del ser humano, ahora es tiempo de disfrutar, de divertirse, y lo que no se puede resolver, se deja pasar.

La vida termina siendo un carnaval, las penas terminan en risas. Es un año para sentirse libre, pero el peligro es caer en libertinaje. Porque luego llega el año de Capricornio y se juntan Júpiter, Saturno y Plutón en lo más alto del cielo para disputar la gran lucha del bien (Júpiter) contra el mal (Plutón), con Saturno de jurado…

Los primeros nueve meses de 2019 son para la alegría, un recreo, porque después viene el juicio final. Los que hicieron bien, estarán bien; los que no, caerán solos…

Muchas de las cosas que escribo la gente se las toma como personales, pero en realidad van más allá. Casos como el viernes 13 de abril de 2018, en el que recordábamos la maldición de los templarios, dato histórico del año 1307. En todos los canales y en mi programa expliqué esa maldición histórica y la gente pensaba: “¿Qué me va a pasar a mí?”. No sé si le pasó algo a cada uno en sí, aunque conozco casos… Ese día, al atardecer, Donald Trump declaró la guerra por Twitter… y otra vez un viernes 13 queda como fatídico.

Lo bueno de este 2019 es que no tenemos nada más que un martes 13 y un viernes 13: el martes 13 de agosto y el viernes 13 de septiembre. Bueno, crean o no.

Bienvenidos a mi mundo, en el que “no está todo bien” sino que hay que aprovechar los momentos en lo que se está bien. Sabemos que el mal existe, que no hay soluciones mágicas para ser feliz todo el tiempo.

En este año de Sagitario, les contaré cómo llegar a ser lo más feliz que se pueda. Sabemos que a Sagitario le encantan las nuevas filosofías, así que les daré mi opinión sobre cada una de las terapias alternativas que están de moda, por qué son buenas (o no) y para qué signo recomiendo cada una.

En el año 2018 todos tuvimos mayores poderes paranormales y ahora, en el de Sagitario, podemos ver todo.

Este libro va día por día, mes por mes y signo por signo para que puedas armarte tu propia agenda astral energética y todo lo puedas ver con la luz del Universo a tu favor.

En el desarrollo de cada mes van a ir viendo la rapidez de la Luna y la situación de los planetas en este 2019. También verán las entradas importantes analizadas signo por signo o por elemento, según cómo se vayan presentando.

Los grandes maestros

JÚPITER: transitará desde los 11º que empieza el año en Sagitario hasta los 24º. En estos primeros meses del año los del 1 al 15 de diciembre tendrán la posibilidad de viajar, de mejorar o de cambiar de trabajo, de expandir sus proyectos y hasta escalar posiciones estelares muy rápidamente. El día 10 de abril empieza a retroceder hasta llegar a 14º el día 11 de agosto. En estos meses, los del 5 de diciembre al 15 de diciembre tendrán tiempo para recapacitar y tomar en cuenta planes y proyectos que habían dejado pasar. Desde el 11 de agosto hasta cuando se despide, el día 3 de diciembre, los del segundo y tercer decanato terminan muy rápidamente de cerrar tratos positivos, dar pasos importantes en lo legal y destacarse en los más altos puestos que quieren alcanzar. El 3 de diciembre Júpiter ingresa en Capricornio, moviéndose en ese mes hasta los primeros 6º, apuntalando de muy buena manera y ayudando a despegar de los problemas difíciles a los de Capricornio del 22 de diciembre al 27 de diciembre.

SATURNO: transitará de los 11º de Capricornio hasta el 30 de abril hasta los 20º, y esto hará que los del 1 al 10 de enero vayan modificando lentamente situaciones que los complican en lo laboral o en la salud. También es posible que les surjan posiciones muy altas para escalar laboralmente y tendrán que ver si podrán aceptar tanta responsabilidad. Los mayores de 35 lo podrán hacer fácilmente; a los más jóvenes les costará un poco más. Durante mayo, junio, julio, agosto y hasta el 18 de septiembre Saturno estará retrocediendo del grado 20 al 13, y se moverá lentamente sobre 7º. Las personas del 3 al 10 de enero serán las que más tendrán que alinearse a los cambios y a los pases de factura que la vida les imponga. Luego del 18 de septiembre y hasta el final del año, Saturno se moverá de 13 a 21 grados y volverá a pasar por los del 3 al 11 de enero, en este caso ayudándolos a firmar y concretar planes y proyectos materiales que estaban demorados.

URANO: arranca el año en 28º de Aries y enseguida se ubica directo, alcanzando el 6 de marzo el reingreso al signo de Tauro. Se moverá 6º hasta el 12 de agosto, cuando vuelve a ubicarse retrógrado, y despide el año en 2º del signo de Tauro. Este movimiento generará variaciones inesperadas a los de Aries de los tres últimos días y a los de Tauro hasta los primeros seis días. Las personas del 18 al 26 de abril deben estar preparadas para la aceptación de situaciones que no puedan controlar, de ese modo podrán ser más felices y vivir los cambios como transformadores y no como destructores.

NEPTUNO: se moverá de los 14º a los 18º hasta el 21 de junio, directo al 26 de noviembre, moviéndose de 15º a 16º para terminar el año. Neptuno sigue estancado en poco movimiento en su signo, al que rige Piscis. Esto hace que los piscianos del 3 al 8 de marzo sean aún más soñadores que de costumbre y que puedan vibrar místicamente más fuerte que el resto de los piscianos, permitiéndose creatividad, espiritualidad y fuerza en creer en amores que los hagan sentir en una nube de afecto eterno.

PLUTÓN: entre avances y retrocesos, se mueve de 20º a 23º hasta el 24 de abril. Luego, el 3 de octubre se vuelve a ubicar directo, hasta 20º a 22º. Este planeta genera varias transformaciones internas y complejas a los de Capricornio del 10 al 14 de enero, que sufren temas bastante negativos. Lo mejor de este tránsito es reconocer la oscuridad y decir no a los temas que generan adicción y los hace estar con gente tóxica que los destruye.

PREDICCIONES
DÍA POR DÍA



EL MES DE LA TRANSFORMACIÓN

“Cuando mirás para atrás y ves una imagen diferente de la que ves hoy, eso es transformación.

Aceptarlo es sabiduría personal.”

JIMENA LA TORRE

Comienza el año de la luz. Acompaña esta entrada del año la sumatoria del día que da 5 (1 del día, más 1 del mes, más 3 que suma el año), el arcano mayor, El Sacerdote, que guía a todos por el camino del bien. Símbolo de Júpiter, esta carta anima a seguir nuestros ideales con mucha fe. Los planetas Neptuno y Júpiter, ambos desde sus domicilios —los signos de Piscis y Sagitario, respectivamente—, dan vida y renacimiento; ambos signos, regidos por el mismo Júpiter, el rey de los dioses. Todo en sintonía para empezar un año lleno de luz y optimismo.

Martes 1: Sol en Capricornio, Luna en Escorpio. Marte entra en Aries.

La entrada de Marte a Aries en este año marca una realidad, el dios de la guerra se hace presente y hay que salir a defenderse. La Luna en Escorpio termina de cerrar un año en el que todo salió a la luz, se vieron las caras de los falsos, y si bien la búsqueda del equilibrio entre el bien y el mal es algo que buscan los pueblos desde el principio de la humanidad, es innegable tener en cuenta que para algunos está bien lo que para otros está mal.

✓ Consejo: sumá luz al camino. Encendé una vela violeta para que el mal se convierta en bien, así transmutarás energías.

MARTE EN ARIES HASTA EL 14-2 AUMENTA LA VOLUNTAD
PARA TODOS LOS ELEMENTOS

Fuego (Aries, Leo, Sagitario). Todo es posible: aumentan la fuerza y la voluntad, y dirigen su vida.

Tierra (Tauro, Virgo, Capricornio). Suman energía de socios o parejas para avanzar rápidamente.

Aire (Géminis, Libra, Acuario). Recuperan fuerzas para entrar en acción. Ubicás el objetivo.

Agua (Cáncer, Escorpio, Piscis). Con la fuerza que te da la familia encarás los desafíos difíciles.

Miércoles 2: Luna entra en Sagitario a las 8.58 h.

Arrancamos este día de la comunicación conectándonos fácilmente con lo que queremos lograr a futuro. Sumamos la energía de los que nos quieren de verdad.

✓ Consejo: viajar cambia el alma. Encendé la misma vela violeta de ayer y visualizá el lugar al que querés viajar.

Jueves 3: Luna en Sagitario conjunción Júpiter.

Un día más positivo que el de ayer. Sensación de que todo es posible, se multiplican los proyectos. Recibís noticias optimistas.

✓ Consejo: concretá tu viaje. Sumale la tercera vela violeta a tu pedido más la foto del lugar adonde querés ir.

Viernes 4: Luna entra en Capricornio a las 18.55 h.

Luna difícil, que nos hace ver claramente qué es lo que nos sirve (o no) con respecto a la relación afectiva. Las desilusiones pueden llegar a nublarte, mantené la entereza.

✓ Consejo: mejora con el amor. Colocá un ónix negro cerca de la foto de tu pareja para absorber la energía negativa que rodea la misma. Mantenela el fin de semana.

Sábado 5: Mercurio ingresa en Capricornio a las 3.41 h. Noche de Reyes.

Este es un día especial para la comunicación, la abundancia el dinero y el trabajo. Si organizás el día de hoy, podés organizar tu 2019 con mayor idealismo y fe en tu filosofía de vida diferente.

✓ Consejo: llegan los Reyes. Sahumá con incienso, sándalo y mirra, diciendo que el mal desaparezca y la energía positiva limpie el hogar. Al lado del arbolito dejá unos zapatos con hojitas de ruda adentro para que descarguen la energía negativa. Al usar los zapatos para las entrevistas de trabajo, caminarás con éxito por los planes para tu 2019.

Domingo 6: Luna nueva en Capricornio a las 1.28 h.

Día del Astrólogo. Se recuerda que los Reyes Magos eran astrólogos y seguían una estrella mágica que los guiaba hacia el niño que les iba a mostrar el camino de la religión. Si bien nunca se supo si el camino que fue encontrado es cierto o no, sí sabemos que esta mágica historia dejó un legado. Cuando un niño es especial, se dice que “tiene una estrella especial”.

✓ Consejo: pedile a una estrella. Dibujá una estrella dorada de cinco puntas, escribile tus tres deseos más importantes para 2019 y guardala hasta que se cumplan.

Lunes 7: Luna nueva ingresa en Acuario a las 6.46 h. Venus ingresa en Sagitario a las 11.19 h.

Si bien los lunes siempre son para trabajar, este podría ser para el amor. Teniendo en cuenta que este es un año en el cual nos va a gustar mucho disfrutar de la vida. Disfrutemos acompañados por el amor.

✓ Consejo: deshacete de lo nocivo. Si hiciste lo del viernes 4, lanzá la piedra hacia cualquier lugar donde haya agua para que puedas despedir las penas que te impiden disfrutar del amor.

VENUS EN SAGITARIO Y LA RECIENTE ENTRADA DE MERCURIO EN CAPRICORNIO, ALINEADOS HASTA EL FINAL DEL MES PARA TODOS LOS ELEMENTOS

Fuego (Aries, Leo, Sagitario). Aumentan los ideales de viajes en pareja y el trabajo con gente poderosa.

Tierra (Tauro, Virgo, Capricornio). Comprenden que el amor es libre y diferente. Sumás éxitos laborales.

Aire (Géminis, Libra, Acuario). Avanzan sobre un proyecto, incluyendo un viaje romántico.

Agua (Cáncer, Escorpio, Piscis). Reconsideran sus ideales de amor. Organizás sociedades exitosas.

Martes 8: Luna en Acuario.

Un martes de acción, de buena comunicación para poder buscar trabajo. Un día indicado para los signos de aire —Géminis, Libra y Acuario— para destacarse en lo profesional.

✓ Consejo: veamos pasión. Aprovechemos esta energía de Venus en Sagitario encendiendo una vela de color lila y diciendo “Yo soy amor verdadero”, y se multiplicará.

Miércoles 9: Luna ingresa en Piscis a las 19.43 h.

Un miércoles para comunicarse claramente con el amor y volver a creer en los proyectos profesionales. Y dejar fluir que el agua se lleve lo negativo.

✓ Consejo: recomponé el amor. Si no lanzaste la gema del viernes 4, podés hacerlo ahora. También podés hacer todo el consejo de ese día nuevamente y lanzar la gema mañana.

Jueves 10: Luna en Piscis.

Empezamos a sentir que la vida es maravillosa: se vuelve a tener fe en el amor. Si tuviste alguna buena relación en algún momento, podés tomar las cosas buenas que surgieron en esa etapa.

✓ Consejo: viví lo bueno. Hacé una lista de qué cosas buenas podés tener en cualquier relación afectiva. Si estás en pareja, agregale un corazón a un portarretratos para que te vaya mucho mejor.

Viernes 11: Venus en Sagitario en trígono con Marte en Aries.

Este viernes 11 es un día de maestría en el amor. Es tiempo de disfrutar la pasión, el fuego, el romance. La presencia de Plutón al lado del Sol da muchas ganas de vivir una relación muy intensa y profunda. Venus y Marte en fuego dan fuerza y energía para que todos los signos vivan una noche maestra.

✓ Consejo: conseguí amar. Si no tenés pareja, encendé una vela roja, una violeta y una rosa. Decimos: por el rojo, “yo soy pasión y sexo”; por el violeta, “yo soy amor renovado”; y por el rosa, “yo soy amor verdadero”. Si tenés pareja, colocá una vela rosa o fucsia al lado de una foto de tu pareja diciendo “yo soy más pasión en la pareja”.

Sábado 12: Luna ingresa en Aries a las 8.17 h.

Este es un sábado de organizarse para ser número uno, o sea decir, primero yo, arranco mis proyectos. Tiempo de positividad, de energía mágica que activa esta Luna creciente que se acerca para demostrar que podemos.

✓ Consejo: crecimiento económico. Hacé la plantita con los deseos. Tomá una planta bien carnosa (una suculenta, por ejemplo) y colocale siete monedas para que tus deseos materiales de este 2019 se cumplan. Escribí siete deseos en tu agenda 2019 y dejalos durante el tiempo que sea necesario hasta que se vayan cumpliendo. A medida que eso vaya sucediendo, esperá las lunas a acordes para hacer nuevos pedidos. Este libro te lo indicará.

Domingo 13: Luna creciente en Aries en trígono con Júpiter en Sagitario.

Acá se empieza a ver que el año cambia porque hasta el día 13 sentimos que estamos en negativo, una Luna creciente y un trígono con Júpiter en Sagitario da actitud positiva. Ahora es tiempo de actuar.

✓ Consejo: veamos abundancia. Si no hiciste la planta ayer, hacela hoy. Si no, solo colocale un sahumerio amarillo pidiendo luz a tu proyecto y un pedido que te hayas olvidado con otra moneda.

Lunes 14: Luna en ...