Loading...

PREDICCIONES 2020

Jimena La Torre  

0


Fragmento

SÍGUENOS EN
Megustaleer

Facebook @Ebooks        

Twitter @megustaleerarg  

Instagram @megustaleerarg  

Penguin Random House

Este libro es muy especial para mí. Es mi libro número 12 y ya no sé qué más puedo escribir después. Que sea de Capricornio, el signo opuesto al mío en el que cae mi no-cumpleaños, lo hace aún más personal.

Se lo dedico a todos los Capricornio con los que trabajé y trabajo, que son muchos. Andrea Politti, Patricia Lage, David Kavlin, Verónica Varano, Fernando Mancini y seguramente me estoy olvidando de alguien. Pero en particular a las Capricornio que trabajaron y trabajan conmigo; también son muchas, como Silvana Molinas, que colaboró en este libro. En la radio y en las escuelas, la profesora multifacética Claudia Rossi, que tiene todo en Capricornio, y mi pequeño descubrimiento, a la que le decimos “Juventud” y se ocupa de las escuelas online: Jesica Merelles. Sin ellas nada sería posible. Tres Capricornio para sostener a esta loca canceriana.

Gracias a todos ellos y también a los que pasaron por mi escuela o mi equipo y que la vida hizo que estemos hoy en otra frecuencia.

JIMENA LA TORRE

Los Capricornio somos frontales, perseverantes y siempre seguimos el camino que nos proponemos. Tal vez somos un poco fríos con la gente que amamos, pero tenemos buena madera y, cuando queremos, amamos bien. Somos creativos, ingeniosos y resolutivos. Somos tozudos (siempre buscamos demostrar que tenemos razón), divertidos y buenos compañeros. Que nuestro mejor amigo sea de Capricornio es lo mejor que nos puede pasar, ya que siempre tendrá a mano un consejo justo.

CHARLY G, COREÓGRAFO

Amo ser de Capricornio, porque sé que lo que me proponga en la vida, si es desde el amor, para hacer el bien y porque tiene que ser, se va a realizar. Claro que con esfuerzo, voluntad y trabajo. Somos la cabrita que sube, sube y sube, y nada la detiene.

VERONICA VARANO

Capricornio tiene dos aristas: la más maravillosa es que somos trabajadores incansables, obsesivos, meticulosos y muy terrenales: todo debe ser programado y organizado. La otra arista es que, por la obligación de cumplir con los mandatos, sufrimos mucho. Demasiado pensantes, eso nos permite luchar por nuestros sueños, pero la meta de la perfección nunca llega. Es tremenda la presión que nos inculcamos por lograr la perfección, que obviamente no existe en el mundo de los humanos. Me siento feliz de ser capricorniano, pero es un trabajo del día a día. 

CLAUDIO COSANO

Me pone contenta haber nacido bajo el signo de Capricornio. Porque, al igual que las cabritas (que nos representan), los capricornianos tenemos mucha habilidad para transitar por caminos escarpados. Y, además, nos adaptamos a lo nuevo desde un lugar muy sabio.

CARO PAPALEO 

Amo ser de Capricornio. Es la cabra que sube el monte, y yo me siento muy identificada con plantearme metas y cumplirlas. Siento que es un signo que me da mucha tierra y que baja mis objetivos a la realidad. Me aporta estructura y la energía suficiente para atravesar los procesos necesarios para llegar a un resultado. La contracara es la excesiva responsabilidad que Mercurio a veces nos transmite, y que parece ser algo que nos une a los capricornianos. Me siento una persona exitosa, en gran parte, gracias a la perseverancia y el sentido de esfuerzo y consecución de logros que me da mi signo.

LAURA DI MARCO

Amo ser de Capricornio porque vamos al frente y no nos gusta perder ni a la bolita. Por que somos mujeres torbellino que cuando queremos, queremos en serio.

PITTY LA NUMERÓLOGA

Me siento muy representante de Capricornio. Para mí es siempre tratar de ir para adelante. Subir las montañas es difícil, pero desde ahí se ve el panorama general y para dónde actuar. Mi madre también era de Capricornio; tuve una gran contención de parte de ella.

COCO FERNÁNDEZ

En la vida lo importante no es estar cuando quieres estar... sino cuando el universo necesita que estés.

JIMENA LA TORRE

INTRODUCCIÓN

Me encanta mirar la Luna. En especial, cuando está en etapa de nueva a creciente, cuando se ubica junto al Sol y empieza a transitar los signos, y se dibuja como una pequeña sonrisa en el cielo. Enero de 2020 arranca con esa imagen contagiosa: nos da ganas de sonreírle a todo este año en el que cambian la década y la energía, un año que nos va a ayudar a todos a recomponer los aspectos interiores y los exteriores.

Capricornio está solo para quien lo merece. No pierde tiempo —aunque cuando lo utiliza para alcanzar sus objetivos, no importa cuánto demore algo si considera que es valioso e importante llevarlo a cabo—,

Recibe antes que nadie historias como ésta