Loading...

ÉXTASIS (CELEBRITY 3)

M. S. Force  

0


Fragmento

1

Flynn

No me puedo creer que me haya dejado. ¡Joder! —Estoy en la casa de Marlowe en Malibú, paseándome de un lado a otro de la terraza, sin prestar ninguna atención a las excepcionales vistas del Pacífico. Me siento como si me hubieran arrancado el corazón y me hubiera arrollado un todoterreno. Natalie se ha ido y el dolor es insoportable—. ¡Me ha dejado! Me prometió que nunca lo haría. Me lo prometió, Mo.

—Flynn, tienes que calmarte.

—¿Calmarme? ¿Cómo voy a calmarme cuando mi mujer me ha dejado?

—Me da miedo que te dé un infarto o algo parecido. Tienes la cara congestionada y estás sudando.

Me restriego el pecho. Realmente me siento como si estuviera sufriendo un infarto.

—¿Qué voy a hacer, Mo? Dime qué debo hacer.

Solo le he contado que Natalie me ha pillado en una mentira y se ha marchado.

Marlowe me mira a los ojos durante un buen rato antes de volverse para contemplar el mar infinito.

—No lo sé. No sabría decirte.

Me dejo caer en la silla contigua a la suya. Estoy agotado y desanimado, y no puedo seguir deambulando de un lado a otro. No concibo pasar una hora sin Natalie, y no digamos ya una semana o más. Es el tiempo que ha dicho que necesita para pensar antes de llamarme. ¡Una semana! Es una eternidad.

—He roto una ventana de mi casa.

—¿Cuándo?

—Esta mañana, cuando se ha ido.

—¿Has llamado a alguien para que la arreglen?

Niego con la cabeza. La ventana ha sido la menor de mis preocupaciones, porque el puto FBI se ha presentado cinco minutos después de que Natalie se marchara en dirección al aeropuerto.

Marlowe coge el móvil y hace una llamada.

—Addie, soy Marlowe. Flynn está aquí y no puede ponerse. Me ha pedido que te diga que ha roto una ventana de su casa hace un rato. Una de las grandes de la parte de atrás. ¿Puedes llamar a alguien para que vaya a cambiarla? —Escucha en silencio—. Se lo pregunto. —Me da el móvil—. Quiere hablar contigo.

Estoy tentado de negarme. La única persona con la que quiero hablar es con mi mujer, pero eso no es posible. Alargo la mano para coger el móvil de Marlowe.

—Hola.

—¿Qué pasa? —Como fiel ayudante mía desde hace cinco años, Addie ya sabe que ocurre algo grave—. El piloto me ha llamado para decirme que Natalie se ha ido sola a Colorado en el avión con el que pensabais viajar México y no me coge el teléfono.

De modo que ha ido a ver a su hermana Candace. No me sorprende. Eso también me recuerda que el FBI tiene mi móvil, y hasta que no me lo devuelva Natalie no tiene forma de llamarme. Lo resolveré en cuanto pueda.

—Yo, bueno… —No quiero decirlo en voz alta. Si lo hago, será real—. Hemos cambiado de planes.

—De acuerdo ¿qué pasa entonces?

—Natalie y yo… Ella… Nosotros… Ha vuelto a Nueva York pasando por Colorado para ver a su hermana.

—¿Por qué? ¿Durant

Recibe antes que nadie historias como ésta