Loading...

Noticia

'Bergoglio nunca fue c贸mplice de la dictadura argentina'

Diario El Pa铆s, Espa帽a

20/04/2016

Marcelo Larraquy publica 'C贸digo Francisco',

resultado de una investigaci贸n de tres a帽os sobre el Papa m谩s pol铆tico

La seriedad con que el historiador y periodista Marcelo Larraquy (Buenos Aires, 1965) emprende cada uno de sus proyectos apabulla. Lo hizo con cada uno de los libros que escribi贸 sobre la historia argentina reciente, ocho en total, obsesivamente documentados. Y ha honrado esa regla con su 煤ltimo proyecto, 'C贸digo Francisco (Editorial Sudamericana ? 2016), 450 p谩ginas que indagaron la senda de Jorge Bergoglio como l铆der jesuita y arzobispo de Buenos Aires, su relaci贸n 'sinuosacon la dictadura argentina (1976-1983) y los mecanismos que lo convirtieron, finalmente, en un l铆der pol铆tico global desde su asiento en el Vaticano.

Larraquy debut贸 en la senda del Papa Francisco con una biograf铆a que titul贸 'Recen por 茅l. La historia jam谩s contada del hombre que desaf铆a los secretos del Vaticano' (Editorial Sudamericana  2013). Y ahora ha completado ese trabajo inici谩tico con un libro que dividi贸 en tres partes. En la primera abord贸 de lleno la geopol铆tica de Francisco y la 'nueva mirada para el mundo' que imprimi贸 a laIglesia Cat贸lica. Y desde all铆 desgran贸 los mecanismos que ha utilizado Francisco para que la Iglesia tuviese un papel relevante en situaciones tan diversas como Siria, la relaci贸n entre los Estados Unidos y Cuba, la crisis de los refugiados en Europa y 'los excluidos del mercado'. 'Lo que el libro estudia son las l贸gicas del Papa para intervenir en la pol铆tica internacional, por eso arranca con la geopol铆tica y no con la biograf铆a. De alguna manera las claves del pontificado est谩n ac谩', dijo el autor a una ronda de periodistas.

La estrategia, a grandes rasgos, puede resumirse en la insistencia del Papa por la 'periferia de la periferia', como dijo Larraquy. Sus viajes pastorales a Ecuador, Paraguay y Bolivia, o la visita a Lampedusa, desde donde denunci贸 la actitud de Europa hacia la inmigraci贸n, fueron una muestra de ello. '脡l va a las periferias m谩s humildes de Am茅rica Latina, herederas de los destrozos del neoliberalismo. Bergoglio siempre estuvo en contra del neoliberalismo, incluso desde el a帽o 99, cuando era cardenal de Buenos Aires', explic贸.

Para comprender las ra铆ces de ese compromiso pol铆tico, el autor emprendi贸 en la segunda parte del libro un recorrido por los a帽os en que Francisco era Bergoglio. Fue en ese tiempo que le toc贸 lidiar con elgobierno militar argentino y el secuestro, el 23 de mayo de 1976, de dos sacerdotes de la Compa帽铆a de Jes煤s que estaban bajo su protecci贸n: Orlando Yorio y Francisco Jalics. La actitud que adopt贸 Bergoglio, por entonces un cura de 41 a帽os que estaba a cargo de la orden provincial de los jesuitas, le vali贸 acusaciones de complicidad con los militares. En 2010, Bergoglio incluso tuvo que defenderse ante un tribunal argentino. Larraquy concluy贸, en base a documentos y testimonios de los involucrados, que la 'leyenda negra' que rode贸 al obispo reactivado tras su elecci贸n como Papa- no tiene fundamentos hist贸ricos.

Protecci贸n y silencio

'Nadie, ni los principales acusadores de Bergoglio, creen en una complicidad con la dictadura. Bergoglio quer铆a cerrar las comunidades de base que implicaban que los jesuitas salieran a los barrios obreros a estar con los pobres porque no les pod铆a ofrecer seguridad. "Esta era la tensi贸n', explic贸 Larraquy . 'Es el peor momento de Bergoglio en el libro, sinuoso, ambiguo. Es un Bergoglio que est谩 desbordado porque dos curas (Yorio y Jalics) quieren seguir con su teolog铆a tercermundista. Y este desborde llega al extremo cuando secuestran a estos dos curas. Pero 茅l pide por la vida de ellos', agrega.

El historiador reproduce la declaraci贸n de Bergoglio ante los tribunales, donde detalla que se reuni贸 con el dictador Jorge Videla y el almirante Emilio Massera, miembro de la Junta Militar, para pedir por la libertad de los sacerdotes. Yorio y Jalics finalmente sobrevivieron a las torturas y el encierro y la Compa帽铆a de Jes煤s se encarg贸 de sacarlos de Argentina.

Sobre la actitud de Francisco, Larraquy escribe que en los 70 'refugi贸 curas, seminaristas y laicos que eran perseguidos o estaban en riesgo. Quiso salvarlos?. Pero tambi茅n fue cierto que no denunci贸 p煤blicamente el terrorismo de Estado, como s铆 hicieron otros obispos, como Enrique Angelelli, asesinado por los militares en agosto de 1976. En cambio, 'Bergoglio utiliz贸 los canales internos de la Iglesia, el nuncio o el padre general de la Compa帽铆a de Jes煤s en Roma. Bergoglio aplic贸 una pol铆tica de protecci贸n y silenci贸', agreg贸 el autor. Esa estrategia es la que ha cubierto de sombras hasta el d铆a de hoy el pasado de Francisco.