Loading...

Noticia

Borges y Kodama: Posdata a un idilio "para toda la eternidad, más un día"

Cita con Maria Kodama.

Esta semana se publica ?Homenaje a Borges?, un libro que recopila sus conferencias sobre la vida y la obra del escritor, cuando el mundo entero conmemora los 30 años de su muerte.

Al final, el tema será el amor y Kodama se va a sonrojar como una adolescente, se va reír y va a decir que ?una es grande en edad, pero interiormente quizás no?. El amor ?su amor por, su amor con Jorge Luis Borges? será el tema que cierre su Homenaje a Borges, el libro que su viuda acaba de publicar. Sin embargo, el libro de Kodama no es, como en algunos ámbitos se esperaba, una suma de recuerdos. Se trata de una recopilación de las conferencias que ella dio a lo largo de muchos años.

Los veinte textos hablan de muchas cosas. De la memoria, los sueños y la libertad, de ?Borges y los libros?, de lo fantástico, y hay más. María lo dedica a ?usted, Borges mi amor for ever and ever and a day? (por toda la eternidad, más un día). Al final hablará del amor ?que nos habitaba mucho antes de que usted me lo dijera, mucho antes de que yo tuviera conciencia de mis sentimientos?. Y algunos otros detalles, esos que la harán sonrojarse dentro de un rato, cuando el café vaya bajando en el pocillo, en el bar de Recoleta donde es la cita.

?¿Pensó en escribir una biografía de Borges?

?Las biografías son la proyección de los delirios de sus autores.

?¿Y este libro no es una biografía, de alguna manera? Usted cruza algunos elementos personales con un análisis de la obra.

?Hay algunos elementos personales, sí, pero es la intimidad y yo soy japonesa, para mí la intimidad es sagrada.

?También está el proceso creativo.

?Eso sí. El tenía la suerte de recordar los sueños. Se daba baños de inmersión y se le ocurrían cosas en el baño, o las recordaba, y ahí veía si servían o no. Si servían, si eran para un poema o un cuento. Si no, las desechaba.

?En una de las conferencias usted dice que cuando él se queda ciego su obra cambia y se vuelca a la poesía clásica, ?al soneto, a los recursos nemotécnicos, como las enumeraciones?

?Claro, una cosa es escribir y otra es dictar. Dictar obliga a una gran concisión. La prosa de Borges tiene una concisión que antes no tenía la prosa española. Y esa concisión viene del inglés que le enseñó la abuela, que le leía en inglés, le hablaba en inglés.

?¿Esa cabeza bilingüe condicionó su literatura?

?Claro. Influyeron su abuela inglesa, su biblioteca. Casi todos los libros que heredó de su padre y de su abuela están en inglés.

?Con esa formación, ¿se sentía un poco extranjero acá?

?No, no, El adoraba esto, era argentino. Sentía que tenía muchas patrias, no era nacionalista y detestaba el nacionalismo. Lo que él decía era que cada persona era ciudadana del mundo. El nació acá, se crió acá hasta la adolescencia, después pasó años en Ginebra, luego en España. Su apertura no estuvo dada sólo por su nacimiento, entre el español y el inglés, sino también por su historia de vida en una época que te marca mucho, como es la adolescencia.

?Está claro que es argentino pero ¿no hay algo culturalmente de mezcla?

?Claro, eso sí.

?¿Eso no es un punto en común con usted, que tiene una fuerte herencia cultural de otro lado?

?Sí, en algunos eso es algo muy marcado. En el caso de él por su abuela inglesa, en el mío, porque mi padre nació y se educó en Japón. Alguien me dijo algo que me hizo preguntarme si uno es el lugar dónde nace o la educación que recibió.

?¿Y qué se contestó?

?La educación. Por eso ahora, cuando no es algo oficial digo: ?Soy japonesa?.

?¿Y Borges qué era?

?Era universal. Y es mucho mejor así. Yo también tengo eso, me crié esquizofrénicamente: mi abuela era Dios, Patria y Hogar y mi padre, sintoísta. Una me decía blanco y otro me decía negro. Mis padres estaban separados. Yo tenía cinco años y mi padre me decía: ?Reflexione. ¿Qué quiere? Decida. Pero después no llore.? Mi madre me decía: ?Cuando crezcas vas a casarte y tener hijitos?. Yo pensaba: ?nunca?, al ver que ella no era feliz. Le pregunté a mi padre y me dijo: ?Nadie, ni yo ni nadie puede obligarla a hacer algo que usted no quiera. No es obligatorio casarse?.

?¿Por qué no?

?Yo hago el amor con un dios griego. No quiero un hombre de barba y en calzoncillos a la mañana.

?Pero se casó (meses antes de la muerte de Borges).

?Eso fue porque Borges quería partir feliz. El editor Franco María Ricci me dijo: ?María, has estado toda la vida con él, él quiere eso, dáselo?. Yo no quería casarme.

?En el libro usted habla del amor que Borges sentía aunque no lo decía ?hasta que me lo reveló en Islandia?. ¿Qué pasó en Islandia?

Y es aquí cuando María Kodama más se sonroja y se ríe.

?Islandia fue el principio de una relación de amor muy especial entre él y yo. Se manifiesta en Islandia porque ir allí fue la materialización de una historia que venía de antes.

?¿Hasta ese momento usted era solo una discípula?

?No, mucho mucho antes era una discípula... Pero en términos literarios estaba muy bien que fuera en Islandia.

CLARIN, 30 JULIO 2015 
http://goo.gl/S5OEph