Loading...

Noticia

Chicas en NY, el libro que busca develar los secretos de la Gran Manzana

Entrevistamos a Andy Clar, la gurú de los viajes de chicas en Nueva York, que acaba de publicar un libro por Grijalbo, con recomendaciones para ir de compras y recorrer

"Nueva York es una ciudad que cautiva, enamora y esconde rincones que pocos conocen", dice Andy Clar, creadora de la comunidad virtual que se formó en torno al sitio ChicasEnNuevaYork.com , que nació en 2010 como una iniciativa personal y se convirtió rápidamente en el blog de viajes más visitado de América latina. Allí entran regularmente unas 3,5 millones de mujeres, para conocer antes de viajar, los secretos mejor guardados de la Gran Manzana. ¿Dónde comprar un vestido de novia? ¿Cómo se consiguen prendas en liquidación de los más reconocidos diseñadores? ¿A qué restaurante van a cenar las estrellas de cine? ¿Cuáles son las mejores terrazas para tomar un trago? ¿Qué actividades hacer sin gastar un solo dolar? Las respuestas a esos interrogantes se responden en el libro "Chicas en NY", de editorial Grijalbo, que llegó en estos días a las librerías porteñas.

-¿Después de haber estado allí tantas veces, Nueva York te sigue sorprendiendo? ¿Por qué crees que sea?

- ¡Si! Es que es una ciudad en constante movimiento y expansión. Además es tan grande hacia arriba que nunca llegas a terminar de conocerla. Siempre hay nuevos barrios donde florece el arte, los artistas se van moviendo y fundan nuevos lugares cuando les suben los alquileres y así se van desarrollando nuevas zonas, hasta que al final se llenan de las mega marcas comerciales y ellos vuelven a correrse y encontrar un lugar con su propia identidad. Como en una época fue el Soho, o East Village, hoy es Bushwick o Williamsburg -Brooklyn- en donde aun no hay rascacielos y siguen habiendo fabricas abandonadas entre pequeños espacios de arte, graffitis, street art, barcitos en donde suenan bandas en vivo y casas abiertas con gente bailando en la vereda. La metrópoli crece y muta y siempre hay lugar para encontrar nuevo diseño, bohemia o ahora lo hipster. Sólo es cuestión de animarse a recorrerla en cada viaje de otra manera, fuera de lo tradicional, de animarse a vivir otras experiencias. El libro intenta transmitir a las lectoras que descubran un NY a su medida, la Gran Manzana con un gusto diferente.

-¿Es una ciudad para conocer con amigas?¿En qué difiere la mirada de una mujer que visita NY de la de un hombre?

- Me encanta viajar con amigas a NY. De hecho, de un viaje entre amigas surgió la idea de Chicas en New York. Entre amigas se genera una complicidad fantástica, pero es la misma que podes sentir en cualquier destino, aunque el gran diferencial es que siempre te hace sentir la protagonista de tu peli o serie preferida. Las mujeres vivimos las experiencias de una manera diferente, ni mejor ni peor, sino distinta. Nos interesa tanto ir al museo como andar en bici, y hacer compras mientras nadie nos espera en la puerta.Llevar los tacos en la cartera para ponernos todo encima y salir en banda a la noche, todo en el mismo día, como tal vez no lo hacemos en nuestra ciudad. Pero tanto la info del blog como la del libro es para ambos sexos, igual que la ciudad. NY es NY, y viene con esa atracción fatal para todos. Tal vez por está en el inconsciente de todos, el cine se encargó de mostrarnos y hacernos creer que es la ciudad en donde los sueños se hacer realidad. La ciudad tiene la mejor agencia de marketing del mundo: Hollywood.

-¿Cuánto tiempo necesitás mínimo para conocer la ciudad?

-Siempre digo que lo ideal son diez días, peor todo depende del ritmo que lleves. En ese tiempo te llevas un pantallazo general de todo.

-¿Cuál es la postal de la Gran Manzana que mejor retrata tu pasión ella?

-Tengo muchas y a veces van cambiando. No sé si son postales, son experiencias. Ahora estoy bastante fan de mirar NY desde el agua. Me gusta el paseo en ferry que va de Dumbo a Williamsburg por el East River y recorre las costas de Brooklyn con vistas exquisitas del skyline, de lejos, la Estatua de la Libertad y pasa por debajo de los dos puentes icónicos: Brooklyn Bridge y Manhattan. Quizás por que esta todo en un mismo lugar, y puedo verlo sentada en el pasto tranquila, mientras escribo una nota. También me gusta ir a tomar aperitivos cuando cae el sol a un barco que se puso muy de moda, amarrado en Tribeca, a donde los turistas casi no llegan... Se llama Grand Banks y es un lugar al que estoy yendo muy seguido. También estoy disfrutando mucho de la experiencia aérea del viaje en helicóptero, es fascinante poder sentir y vivir Manhattan desde el aire. Pero lo que definitivamente mas disfruto es sentarme en un barcito al que nunca fui, en la vereda o junto a la ventana a escribir o leer, y ver a la gente pasar.

-¿Hay algún lugar icónico que consideras que no vale la pena visitar?

-Depende el tipo de persona. Hay clásicos que son encantadores, como por ejemplo subir al "Top of The Rock", sigo pensando que es el mejor mirador. Pero si hay un lugar icónico que siempre sugiero no perder tiempo es la excursión de la Estatua de la Libertad y subir a ella. La verdad son filas interminables, las escaleras matadoras y la vista desde ella no es buena, lo mas lindo es verla desde afuera. En cambio, sí sugiero tomar el ferry gratis a Staten Island que pasás cerquita y podés admirarla.

-¿Si alguien te dice que tiene sólo un día para recorrer la ciudad, qué circuito le recomendás?

-Si es la primera vez en NY creo que es indispensable arrancar desde el Norte, en el punto sureste de Central Park y bajar por Quinta Avenida recorriendo todos los iconos clásicos hasta llegar Times Square. De allí al Soho y caminar unas cuadras por sus callecitas internas, bajar en subte hasta cruzar el puente de Brooklyn y volver cruzando el puente caminando al atardecer rumbo a Manhattan mientras se van encendiendo las luces de la ciudad. Magia pura. Si fuera un solo día para alguien que ya la conoce creo que se pueden hacer otras cosas muy lindas, llegar a Dumbo, admirar las vistas del skyline desde la playa sobre el East River. Ahí tomar el ferry y llegar a Williamsburg, conocer este nuevo barrio de tendencia de Brooklyn que es ideal conocer un sábado o domingo donde sus calles se llenan de personajes y ferias y Street art y los mejores café de diseño. Volver a Manahattan y disfrutar la cena con buena vista desde alguna de las terrazas imperdibles que contamos en el blog.

-¿Cuál es el rincón secreto mejor guardado o menos explotado?

-Creo que si hay un secreto muy muy guardado, todavía no me lo entere. ¡Pero siempre estoy a tiempo! Creo que el secreto está en desmenuzar la ciudad de una manera diferente. Sin NYPass, sin double decker, sin excursiones convencionales, sin pases a museos típicos. Está en descubrir aquella cosita que quizás está en algún restaurancito no tan pretencioso y que tiene un ambiente encantador y algún plato increíble y que te sentás y sin que te des cuenta, en la mesa de al lado almuerza Woody Allen a tu lado porque jamás pensaría encontrarse con ningún turista ahí. Una feria que me encanta, -que si era un secreto no me canso de recomendarla y dejó de serlo- es Smorgasburg. Queda en Williamsburg sobre el East River y abre sólo los sábados, mientras que los domingos se muda a Prospect Park. El famoso chef Mario Batali es fan de esta feria de comidas y el New York Times la llamó "The Woodstock of Eating". Y la lista sigue. Restaurantes y bares a puertas cerradas, ferias en donde venden ropa de diseñadores famosos por poca plata. Todo eso está en el libro.

- Cinco cosas que no deberías dejar de hacer si visitás la ciudad...

- Uno: Tomar un drink en una rooftop. Hay miles de terrazas en Manhattan y Brooklyn. Dos: recorrer Brooklyn. Es un paisaje muy diferente a Manhattan y vale la pena, tanto los barrios de tendencia como los más tradicionales donde vive la clase tradicional neoyorkina. Tres: Conocer museos que salgan de lo tradicional, el New Museum en Soho, al Whitney que ahora está en MeatPacking (el barrio de moda), que tiene una obra encantadora, moderna y americana, y un nuevo edificio con un emplazamiento maravilloso sobre Highline. Cuatro: Salir a comer como parte de la experiencia. Salir de noche. En mi forma de viajar siempre hay espacio para un buen trago en un lindo lugar y un buen plato, o varios para compartir entre todas. Y cinco: recorrer mercaditos y ferias cualquiera me gusta más que cualquier tienda de departamentos tradicional.

- Después de visitar NY ¿qué? ¿Cuál es en tu experiencia el viaje que le sigue?

- ¿Después de NY? ¡El mundo! Este año arrancamos un nuevo proyecto "#ChicasdeViaje", que abordara más destinos y el primer fue Tokio, con el apoyo de la embajada de Japón, con previa parada en Amsterdam que fue una belleza de cuentos. Creo que puse la vara muy arriba. Empezar por Tokio fue entrar a un mundo muy distinto muy fascinante. Un pie curioso al estilo @ChicasenNewYork en la capital del Sudeste Asiático. Lo elegí porque consideré que tenía ciertas semejanzas a NY con up grade y algunas cosas del mundo occidental y no me equivoqué. Viajamos en mayo con un grupo de chicas al que llamamos #ComandodeChicas, para conocer la ciudad de una manera diferente, como a mí me gusta hacer, y poder, desde la visión de estas mujeres (artista plástica, productora de moda, música, socióloga, periodista, arquitecta) obtener lo mejor de Tokio y su sociedad. Vinimos muy sorprendidas por la ciudad, pero más por su gente. Lo recomiendo ampliamente, estaré subiendo a mis redes toda la data que trajimos de la ciudad, que es muchísima y toma mucho trabajo desmenuzarla para que pueda ser leída y que eso ayude a armar el itinerario de chicas queriendo viajar y ya recibimos 600 mails de chicas que quieren viajar a Tokio con nosotras. ¡Impensable!

La Nación

18/07/2016

http://goo.gl/gwqifz