Loading...

Noticia

Cinco preguntas a Selva Almada

Publicada el 31/05/2019

Selva Almada nació en Entre Ríos en 1973. Es autora de El desapego es una manera de querernos (2015); Chicas muertas (2014), finalista del Premio Rodolfo Walsh; Ladrilleros (2013), finalista del Premio Tigre Juan; El viento que xcarrasa (2012); Una chica de provincia (2007); Niños (2005) y Mal de muñecas (2003). Sus novelas fueron traducidas al francés, el italiano, el portugués, el alemán, el sueco y el holandés. Codirige el ciclo de lecturas Carne Argentina.

  1. ¿Cuál es el primer libro que recordás haber leído?

No recuerdo cuál fue el primer libro que leí pero sí recuerdo el primer libro que me impactó mucho y que me hacia sentir que ya estaba leyendo libros más largos con 9 o 10 años: Mujercitas, de Louisa May Alcott.

  1. ¿A qué preferirías dedicarte en lugar de escribir?

Creo que me gustaría ser cocinera. Me gusta mucho cocinar y creo que sería muy lindo oficio.

  1. ¿Cuál es el libro que más has regalado?

Cuando yo regalo libros me gusta pensar a quién le estoy regalando el libro y qué cosa le gustaría leer a esa persona que quizá yo ni siquiera leí. Sí puedo decir los libros que más presto: El camino del tabaco, de Erskine Caldwell y La dama que se transformó en zorro, de David Garnett.

  1. ¿Qué escritor vivo admirás más?

Admiro muchísimo a una poeta santafesina que se llama Estela Figueroa que por suerte está viva y sigue escribiendo.  

5 - ¿Qué libro estás leyendo ahora?

Estoy leyendo El nervio óptico, de María Gainza, que es un libro que salió hace mucho años y del que me habían hablado maravillas durante mucho tiempo pero recién ahora lo estoy leyendo y me está encantando.