Loading...

Noticia

Florencia Grieco viajó dos veces a Corea del Norte, conoció la capital y recorrió el interior durante un mes, incluyendo la infranqueable frontera con Corea del Sur y la ciudad de Rason, una zona especial con reglas que no rigen en el resto del territorio y que está vedada a los propios norcoreanos. En esta crónica íntima, cuenta su experiencia y la documenta con más de ciento cincuenta fotografías que revelan aspectos inesperados de la vida cotidiana al norte del paralelo 38.  Más sobre el libro.

1-  Visa de la República Popular Democrática de Corea. Detrás, pasaje de tren Pekín-Dandong.

2 - Típico refrigerio norcoreano. 

3 - Vianda de los agentes ferroviarios.

4 - Pasillo del vagón norcoreano en el tren que une Dandong con Pyongyang.

5 - Vista de un pueblo. En el cartel se lee: "¡Viva nuestro Camarada Kim Jong Un, gran líder de nuestro pueblo!" (izq.) "¡Seguimos lealmente la orden de nuestro Brillante Camarada Kim Jong Un!" (der.)

6 - Hall en el piso 42 del Yanggakdo.

7 - Una de las orillas del río Taedong, que divide Pyongyang en dos.

8 - Modelo de tranvía nuevo en Pyongyang.

9 - Estatuas de bronce de veinte metros de altura de Kim Il Sung (izq.) y Kim Jong Il (der.) en una de las colinas de Pyongyang.

10 - Entrada de un estadio deportivo en Pyongyang. En el cartel se lee: "Nuestros eternos camaradas Kim Il Sung y Kim Jong Il nos acompañan"

11 - Entrada al auditorio principal de la Gran Casa de Estudios del Pueblo.

12 - Aula de la Gran Casa de Estudios del Pueblo presidida por los retratos de Kim Il Sung (izq.) y Kim Jong Il (der.).

13 - Hombres leyendo el periódico oficial, Rodong Sinmun, en el hall de entrada de la Gran Casa de Estudios del Pueblo, la biblioteca central de Pyongyang.