Loading...

Noticia

Lógica de un humor absurdo

Publicada el 19/09/2016

Lógica de un humor absurdo

Sobre Mi vida en Huel, de Sergio Bizzio

Irina tiene doce a√Īos y ha escrito unos versos que le lee a su madre por tel√©fono, justo en el momento en que √©sta y su nuevo novio se estrellan con el auto y mueren. La ni√Īa tiene que dejar entonces la ciudad y su mundo para irse a Huel, un pueblito de provincia donde la espera su pap√°, un perfecto desconocido que vive en el campo con el hijo que tuvo con su segunda mujer, quien abandon√≥ a ambos. El hombre es un escribano que ya no ejerce y que est√° en un total estado de decadencia, situaci√≥n que tambi√©n alcanza a Alicio, el medio hermano de Irina, que tiene quince a√Īos. El lector atento se dir√° que los n√ļmeros no dan: el hermano de la segunda pareja deber√≠a ser m√°s chico que Irina. Pero no es as√≠ y no importa.

Toda la situaci√≥n se percibe extra√Īada. La ni√Īa apenas hace un comentario desangelado cuando la recibe el padre en la estaci√≥n y le pregunta c√≥mo ha viajado: "S√≠, llor√© todo el viaje de lo m√°s tranquila" y se adapta a esta nueva e inc√≥moda vida con un despojo de progenitor, en la que predominar√° la precariedad y la zozobra. Sin embargo, nada parece afectar demasiado a ning√ļn personaje. Los chicos no van a la escuela, comen cuando hay algo en la heladera y el padre act√ļa err√°ticamente, incluso cuando decide construir una caba√Īa al lado de la casa que habitan, por temor a que la madre de Alicio los desaloje y se queden en la intemperie. En este mundo no hay reacciones previsibles seg√ļn una l√≥gica "habitual", y reina una lectura trastornada de lo real. Irina desarrolla una capacidad de adaptaci√≥n y su amor por la poes√≠a parece aliviar un poco una realidad en la que aprende a desarrollar estrategias de supervivencia. Hay inminentes amenazas que proceden de situaciones diferentes y determinan las acciones de los protagonistas, pero esta relaci√≥n causa y efecto no es necesariamente l√≥gica. La vida (en Huel) no lo es.

Sergio Bizzio (Villa Ramallo, 1956), con un sutil humor ligado al absurdo, propone una historia que por momentos recorre el borde del realismo m√°gico (el padre muere y revive y nadie se asombra) y se aproxima apenas a un policial (hay homicidios inesperados y una intensa b√ļsqueda de los cuerpos y del sospechoso). Los personajes reaccionan como quieren (y no como el lector se lo espera) y nada parece sorprender a nadie: la caba√Īa se construye y es destruida por gente inhallable, y padre e hijos parecen s√≠sifos reconstruy√©ndola infatigablemente. Las situaciones pueden invertirse o trastornarse: hay dos hermanos que quiz√° son tres, y uno de ellos a lo mejor es ella; un ciego hippie vive solo y miserablemente en medio del monte, lee en braille poemas de libros de cocina, recupera la vista gracias a una azarosa cirug√≠a (es una suerte de cobayo) y despu√©s la pierde voluntaria o involuntariamente (depende del momento), y se convierte sin quererlo en un asesino serial.

Foto: LA NACION

A contrapelo de la postura del escritor propositivo y, sobre todo, impelido por las recurrentes interrogaciones del periodismo cultural, Sergio Bizzio (novelista, poeta, dramaturgo, guionista y cineasta) afirma que nunca sabe en qu√© va a terminar lo que est√° escribiendo. A las preguntas por sus intenciones, responde frases como: "No ten√≠a nada mejor que hacer y durante un tiempo puse mi vida ah√≠", o se refiere a la incertidumbre que experimenta cuando comienza a escribir: "No s√© si va a resultar un cuento o una novela, no es algo que pueda elegir". Los conflictos y las vacilaciones en sus obras no son tem√°ticas, dice: son r√≠tmicas, pl√°sticas, musicales, formales. Justamente son estas motivaciones desapropiadas las que dispersan el sentido y vuelven tan singular (y con frecuencia tan divertidas) las historias. Aplicar una frase hecha como "mi padre se desloma por darnos un futuro" a un referente algo desquiciado lo vuelve tan desapropiado como impropio, y cifra la concordancia extra√Īada e hilarante de¬†Mi vida en Huel,¬†como una sintaxis cuyos sujeto y predicado son correctos pero su sentido puede no serlo.

MI VIDA EN HUEL

Por Sergio Bizzio

Random House

176 p√°ginas

$ 229