Loading...

Noticia

Como sapiens habla de un desfasaje entre la biología de los humanos y nuestro modo de vida contemporáneo. ¿Por qué es problemático este desfasaje? 

La hipótesis (no es mía ni testeada científicamente) es que buena parte de nuestras dificultades contemporáneas (salud, estrés, insatisfacciones afectivas o laborales) están causadas por la distancia entre lo que somos como especie (nuestro cuerpo, nuestros instintos) y la vida que llevamos. No es algo que se pueda demostrar en todas esas dimensiones aunque en otras sí. De hecho lo que se llama "medicina evolutiva" vincula muchos de los problemas más frecuentes de salud a lo que llama "enfermedades del desfasaje".

¿Qué es lo que las personas del siglo XXI hacemos en menor sintonía con nuestra biología: correr, comer, amar o descansar? ¿Por qué? 

¡Qué difícil! Diría que hay zonas donde es muy obvio, por ejemplo el vínculo entre nuestra mala alimentación y nuestro sedentarismo con los problemas de salud. Si bien es algo muy conocido, la perspectiva evolutiva (es decir, la visión que parte de considerar nuestra naturaleza como especie) da más sentido a esas tensiones. Más polémico, creo que el arreglo hogareño contemporáneo, que es muy novedoso (habitualmente, monogamia en el pequeño hogar con muy pocos niños, o soltería/soledad) es también muy ajeno a la naturaleza de nuestra especie.

El libro es parte ensayo y parte crónica, e incluso hay relatos muy personales. ¿Por qué decidiste incluir una historia individual, la tuya, en una argumentación sobre la humanidad toda?

Me pareció que en parte podía hacer un poco más atractiva la lectura de unas tesis tan arrojadas, cosa que no sé si logré. Pero también esas crónicas forman parte de una búsqueda genuina, de la fascinación que me genera tratar de pensar a los humanos "desde afuera" como lo que somos ?una especie con ciertas peculiaridades pero una especie animal al fin?. Algunos de los episodios de las crónicas (como la búsqueda de los últimos cazadores-recolectores en el Amazonas peruano o el intento de caza por persistencia) me agregaron mucho a esa perspectiva.

Se suele denominar ?dieta paleo? al estilo de vida que llevás y describís en el libro. ¿Por qué decís que no es ni dieta ni paleo? 

Dieta suena muy a "restricción de cantidades" (cuando parte del atractivo es precisamente que hay que comer cantidades ilimitadas) y paleo muy a "volvamos a algún tiempo pasado". Lo llamo "alimentación sapiens" en el libro. Alimentación porque es simplemente una manera de alimentarse (como lo es por ejemplo el vegetarianismo, al que no se suele llamar "dieta") y Sapiens para enfatizar que es la comida de nuestra especie. Nos escandalizamos por darles de comer granos a las vacas porque "la comida de su especie" es el pasto y sin embargo naturalizamos para nuestra propia especie alimentos para los que nuestro cuerpo no está bien adaptado.

Mencionás como cambio fundamental que gracias a la tecnología y a la medicina somos testigos del fin de la selección natural. ¿A partir de la pandemia, te replanteaste o le diste vueltas a esa idea? 

Obviamente todos estamos a favor del fin de la selección natural en el Homo Sapiens, un experimento único en la historia de la vida en la tierra. Es menos claro que el boom demográfico del Homo Sapiens (que, junto a los mamiferos domesticados que le sirven de alimento, representa el 96% del peso total de los mamíferos terrestres) sea óptimo incluso desde la perspectiva de la propia especie. Una pandemia siempre puede ser un llamado de atención en este sentido. Como vemos en los datos, la transmisión depende en parte de la densidad de población. Otra dimensión que también pone de relieve la pandemia es la noción de "la vida a toda costa", algo muy contemporáneo y muy enraizado en nuestros valores, pero que forzosamente nos enfrenta a dilemas difíciles.

Lucas Llach es doctor en Historia por la Universidad de Harvard y licenciado con estudios de posgrado en Economía por la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT). Especialista en Historia económica argentina, ha dedicado gran parte de su carrera a la vida académica. Es autor de diversos libros y artículos de investigación y de divulgación. Docente universitario, fue director del Departamento de Historia y de la maestría en Políticas Públicas de la UTDT. Se desempeñó como vicepresidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA) y ocupó el mismo cargo en el Banco de la Nación Argentina (BNA).