Loading...

Noticia

El último Maradona: cuando a Diego le cortaron las piernas

Diego Armando Maradona quiere jugar el Mundial 94. Sueña con volver a ser el del 86, pero está completamente fuera de forma. Alguien le presenta a Daniel Cerrini, un fisicoculturista que nada tiene que ver con el fútbol. Diego lo contrata para que se encargue de su puesta a punto. Los resultados son, o parecen ser, sorprendentes. Maradona está en plena forma física y futbolística. El médico de la selección, sin embargo, está preocupado. Nadie le ha dicho qué clase de medicamentos está tomando El Diez.

Argentina tiene un arranque espectacular en el Mundial. Maradona es la gran figura del equipo. Después del triunfo ante Nigeria, una mujer vestida de enfermera lo pasa a buscar al centro del campo. Diego ha sido sorteado para el control antidoping. En el palco, Julio Humberto Grondona le dice al dirigente Eduardo Deluca que ahora hay que rezar. Grondona deberá optar entre dos lealtades: o respalda a su jugador fetiche o cierra filas con el poder de la FIFA.

México 86. Mi Mundial, mi verdad 

A treinta años de la consagración en México '86, Diego Armando Maradona revisa y relata, con voz inconfundible, el momento más brillante de su carrera, cuando lideró al seleccionado argentino hacia un título del mundo que no se ha repetido hasta hoy. Mirada desde el presente, aquella hazaña histórica alcanza ribetes de leyenda: cómo lo logró, junto a sus compañeros, contra todo y contra todos, narrado en primera persona.

"Llegó la hora de contar las cosas como fueron. Aquel fue el verdadero campeonato del mundo de los argentinos: el más luchado, el más sentido y el más merecido. Pienso y hablo en presente de México '86 y se me ilumina la cara. Ese Mundial fue el momento más sublime de mi carrera. Éramos veintidós locos dispuestos a ir a la guerra, y logré instalar la idea de que jugar con la camiseta de la selección era lo más importante, aunque la guita la hicieras en un club europeo. Hace treinta años ganamos la Copa del Mundo, la última que levantó un seleccionado argentino, con 25 dólares de viáticos por día. Llegó también la hora de hablar más del plantel de jugadores y menos del planteo de Bilardo. Después del partido contra los ingleses, Valdano me dijo: 'Diego, a partir de hoy, sos el mejor jugador del mundo'. Jugamos contra los ingleses después de una guerra en la que los chicos argentinos fueron a pelear en zapatillas: eso, los padres se lo contaron a sus hijos, y los hijos se lo contarán a sus hijos. Pasaron treinta años y lo siguen contando".



Hija de Dios: no es el Diego, es mi papá 

Dalma Maradona nació el 2 de abril de 1987. Un año antes de su nacimiento, luego de la victoria argentina en el Mundial de fútbol México 86, una encuesta arrojó como resultado que Diego Maradona era más famoso que Jesús.

¿Cómo es haber nacido hija del hombre más conocido del mundo? ¿Cómo es ese vínculo padre-hija? Todos creemos conocer la historia de los Maradona. Todos vimos nacer y crecer a Dalma. Pero este libro nos revela lo poco que sabemos. Dalma Maradona cuenta en primera persona, con tono intimista y muchísimo humor, cómo vivió cada momento célebre para su padre. Como lectores, seremos testigos del detrás de escena de esas situaciones y de fotos del álbum familiar.