Loading...

Noticia

 El periodista y escritor, Sergio Olguín, recordó sus vicencias durante el Mundial de 1978 cuando apenas tenía 11 años: "Extrañamente no tengo ningún recuerdo del mundial anterior de Alemania, en el '74. Pero sí tengo muy claro, te diría, casi todos los partidos del Mundial '78. No sólo los de Argentina si no que vi todos los partidos ya inmerso en esa fiebre futbolística que es el Mundial".

"Indudablemente creo que el segundo gol de Kempes en la final contra Holanda puede ser el gol que más grité en la historia de los mundiales", recordó Olguín. "En una jugada muy parecida a la del primer gol, Kempes muy a lo tanque, empujando a los defensores, entra al área con esa potencia que él tenía como delantero y yo me acuerdo que la pelota entró como picando despacio. En ese momento, cuando lo vi en vivo, la sensación es que duró mucho tiempo  fue un momento en el que el mundo se detuvo en ese microsegundo, ¿no?".