Loading...

Noticia

"Alberto Migré tuvo la virtud de hacer del teleteatro una virtud", dice Claudio García Satur tratando de sintetizar al autor en pocos minutos. "Resumir lo que ha significado en mi vida de actor la existencia y el trabajo de Migré es imposible", agregó.

García Satur y Soledad Silveyra reconocidos durante años como Rolando y Mónica por sus personajes en Rolando Rivas, taxista, estuvieron en la presentación de Migré, el maestro de las telenovelas que revolucionó la educación sentimental de un país.

"Si tuviera que limitarme a una palabra sincera y específica que lo revela como autor es que Migré tuvo la gran virtud de hacer del teleteatro una poesía. Para mí es el gran poeta del teleteatro", sostiene García Satur.

"Para mí significó nada más y nada menos que la posibilidad de formar parte del inconsciente de la gente. Ya hace más de 40 años de Rolando Rivas - se emitió en 1972- y yo hoy me subo a un taxi y es como si fuera ayer. Es realmente algo asombroso cómo ha quedado en la memoria. Para mí Alberto, más allá de lo que ha hecho, es la memoria. Le debo muchísimo".