Loading...

Noticia

A partir de marzo, Gabriela Cabezón Cámara, Selva Almada, María Moreno, Julián López, Mauro Libertella y Horacio Convertini serán parte del sello digital Flash.

Por primera vez, seis autores argentinos y contemporáneos, representantes de nuestra mejor literatura, publicarán relatos breves en Flash.

Flash es un sello exclusivamente digital, que reúne ficción de autores clásicos y contemporáneos destacados y a un precio inmejorable. Este sello nació para poner a disposición del lector textos cortos, que tienen hasta 10.000 palabras, que pueden ser leídos en cualquier momento y lugar.

Flash ya cuenta con obras de autores como Stephen King, Isaac Asimov, David Foster Wallace, Alice Munro y Doris Lessing, entre otros. Los relatos de los argentinos que Penguin Random House presenta en Flash son:

LE VISTE LA CARA A DIOS

Gabriela Cabezón Cámara sitúa a la Bella durmiente en un prostíbulo infecto de Buenos Aires y le da, con una poesía que roza lo imposible, su beso particular.

Beya sólo puede dormir o morir a manos de los hombres que la someten a sus deseos más violentos. Beya reza y duerme y recibe sus dosis de dolor hasta que llega finalmente una solución radical.

Y QUE TODO SE ROMPA CORAZÓN

Enigmáticos y sensuales, estos fragmentos erótico-amorosos recrean una atmósfera onírica donde mutan y se funden los cuerpos y los géneros.

María Moreno dialoga con el clásico de Roland Barthes de un modo descarado, particular y pagano que va de la postal pornográfica a la estampa delicada de la persona amada, de la misiva recatada a la declaración lúbrica y promueve un miasma de cuerpos y cruces posibles que detona las ideas convencionales del amor y de la literatura erótica.

INTEMEC

La vida de los habitantes de un pueblo de campo marcada -de modo tajante e imperceptible a la vez- por la llegada de una empresa, Intemec.

Lucio parte en camioneta con su colega de trabajo Willy a entregar el cuerpo de un obrero, muerto en un accidente laboral, a su familia que vive a cientos de kilómetros. Cuando Intemec llegó al pueblo, Lucio -el padre de Inés- renunció al aserradero, como otros hombres del pueblo renunciaron a sus empleos, porque allí ganaban un poco mejor. Mientras su padre va por la ruta a cumplir con la triste misión, Inés va y viene en bici, mira la televisión, juega con su perro y estudia a su madre, Verónica. La vida de un pueblo de campo y de sus habitantes, narrados con la destreza única de Selva Almada.

DONDE EL VIENTO SE LLEVE LAS PALABRAS

En un futuro indescifrable una peste infecta a quienes pronuncien el más mínimo sonido, la palabra más secreta. Marcia, la esposa de un autor de novelas policiales desaparece tras pronunciar una palabra, causa de mortalidad implacable en un mundo atacado por una peste sin cura. Desdeperado, el narrador reconstruye el misterio de su ausencia y va tras la mujer de su vida comunicándose con los que lo rodean a través de escrituras en papelitos, pizarras y pantallas.

Un policial clásico, ligeramente distópico, humorístico y tierno, donde la búsqueda del amor es a la vez el de las palabras perdidas.

CUADERNO DE DEBILIDADES

Un relato desopilante, minucioso y delicado que -escrito en primera persona- dice tanto de la masculinidad contemporánea como del mundo que rodea al autor.

Este Cuaderno de debilidades expone un narrador tierno, atento a los detalles de la vida cotidiana que en el coleccionismo, el amor por el fútbol y la aprensión con la salud expone tanto del mundo que habita como de las profundidades de superficie del ser contemporáneo.

EL DÍA INÚTIL

Isparra, un hombre maduro, repasa su vida, sus amores y amistades mientras se prepara para asistir al asado semanal, el ritual que lo une a sus amigos.

Isparra es un hombre solo. Ese domingo, como cada domingo de cada semana, va a encontrarse con sus amigos para comer un asado. Mientras se prepara para ir, Isparra reflexiona sobre el paso del tiempo, el amor por una mujer que lo dejó hace años y la vida contemporánea, tan lejos del balcón de su casa como cerca de su espíritu melancólico -aparentemente pasivo-, pero de una sensibilidad extrema para captar los detalles en los que la vida se fragua día tras día, partiendo desde el más inútil, el más calmo.