Loading...

Noticia

La maestra de la laguna:  un amor entre Boston y las pampas

Elizabeth O'Connor, una de las maestras norteamericanas que Sarmiento consigue traer a la Argentina, no sospecha hasta qué punto aquella empresa sobrepasa sus expectativas.

Valiente, culta y decidida, su sangre irlandesa es puesta a prueba más de una vez, tanto en la Gran Aldea que sigue siendo Buenos Aires como en la pampa brava, donde el eco de los malones resuena aún, a la luz de la estrella del gran Calfucurá.

La joven maestra trae consigo la nueva enseñanza, pero ignora que bajo la Cruz del Sur existen otras lecciones que ella debe aprender, en una sociedad salvaje donde las reglas son escritas con sangre y en la que los códigos del amor son muy distintos a los de su Massachusetts natal. Mientras tanto, en el Río de la Plata, un hombre de alcurnia que busca olvidar su condición y hundirse en el oprobio, lejos de la sociedad que lo vio nacer, es sin duda un condenado, pero no hay condenado que no desee la salvación.



La salvaje de Boston  

Livia Cañumil, discípula de las maestras normales que llegaron al país de la mano del presidente Domingo Faustino Sarmiento entre 1869 y 1898, desanda ese camino cuando decide viajar a Norteamérica para especializarse en la enseñanza de los jardines de infancia. Lleva en su sangre el estigma de ser mestiza, pues es hija de una cautiva blanca y un araucano de noble estirpe, aunque esa misma condición le otorga el temple bravío de los guerreros de su pueblo.

Con la determinación que le permitió superar la pobreza en su tierra, Livia está dispuesta a enfrentar cualquier obstáculo que la vida le depare, conciliando su parte india y su parte blanca. Hasta que el destino la lleva al seno de la familia Robinson. Allí, en medio de conflictos y secretos enterrados, Livia deberá lidiar con su parte débil, la que como mujer se revela ante el primer amor.

Noche de luna larga:  promesa de amor en Navidad

Según una leyenda ancestral, la Noche de Luna Larga permite dejar atrás el pasado y renovar el presente. Claro que su magia exige renunciamientos que el corazón no siempre está dispuesto a conceder. 

David Malcolm regresa derrotado y casi ciego a su hogar en Massachusetts, en la Navidad de 1891. Allí lo aguardan su amigo de la infancia, su perro y su padre, un anciano inflexible que nunca le demostró comprensión.

Juliana Balcarce, hija de una de las maestras normales que Sarmiento llevó a la Argentina, ha viajado desde el Río de la Plata para acompañar a su abuela y estudiar en el seminario de señoritas de Amherst. Un día, la joven encuentra a David postrado a la vera del camino y quiere ayudarlo, pero él la rechaza. Acostumbrada a lidiar con los varones de su familia, Juliana insiste en su rol de samaritana y así conoce a los misteriosos habitantes del valle. Una cita que cambiará la vida de todos.